De comunicados a incomunicados.

                Nunca te ha pasado que una conversación con varias personas de tantas charlas que salen no sabes por donde vas, la cantidad de temas que se tocan, ninguno en profundidad, o la multitud de anécdotas que se cuentan, con la coletilla “el otro día..” que a lo mejor paso hace un año o veinte. Este hábito que tenemos todos viene dado por la notoriedad que queremos crear en los demás, resaltar ante los otros, sacar pecho,destacar y muchas veces hacemos el ridículo.

              Volviendo a los muchos temas de los que se intenta hablar, de todas las veces que entablamos una conversación durante el día, ¿cuantas de ellas te quedas pensando que te ha servido de algo?, o es mas, ¿cual recuerdas?, pocas verdad, esa sensación viene dada por la celeridad con la que pensamos y por tanto queremos transmitir, aun así cuando no sabemos como decirlo pero importante es ponerlo sobre la mesa. Si de cada charla que tenemos nos quedamos con alguna conclusión seria bueno, pero no es el caso, la cantidad de palabras perdidas, expresiones sin alma, frases sin sentido, en fin,que cuando mantenemos una buena conversación, cuando nos comunicamos de verdad se nota en la actitud.

             La culpa de este comportamiento es la costumbre de llegar el primero, sin tener en cuenta que decimos, y menos aun como lo decimos. Por experiencia he caído en ese comportamiento, pero últimamente me quedo mas al margen escuchando a los demás y si puedo aportar a la conversación lo hago sino analizo, cuando llego a casa me quedo con lo mas interesante que ha dicho cada uno, no se si es bueno o no pero al final si todos hablan parece una conversación de gallinero, mas una charla que otra cosa.

       El viernes estuve en unas charlas y en el descanso la prisa por hacer networking era clara, aunque el vino degustación también ayudo, hay ejemplares que son de estudio, abarcan varios corrillos, participan en los que mas pueden, durante los escasos 20 minutos que duro la parada y mas aun, como se pueden transmitir algo en menos de un par de minutos, si no sabes de que están hablando.

      Todos estos comportamientos hacen que se pierda la esencia de la comunicación que es compartir con las personas, las divagaciónes provocan que no sean conversaciones puras, siempre con un motivo nada claro, eso hace que con tanta información, y facilidades comunicativas en nuestro alrededor en realidad estemos incomunicados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s