Ritmo y pausa

         He tenido que salir del murmullo de la ciudad para darme cuenta de lo rápido que se vive. No somos conscientes de los minutos que pasan sin que te des cuenta.
Allí fuera, lejos de cualquier persona, en el campo, el tiempo pasa despacio, a veces alterado por un pájaro y otras por un ruido a lo lejos. Pero la sensación de estar en unión con la naturaleza es especial, formar parte, estar sentado delante de un pino y notar que te abraza, que notas su presencia, que te saluda majestuoso con el movimiento de sus ramas gracias a la brisa mediterranea, el paso de los segundos es lento y armonioso, permanecer inmóvil, reflexionar, pensar, imaginar todo ello ocurre en una fracción de tiempo que apenas es mínima.¿Que explicación hay? Porque el campo va a otro ritmo, la naturaleza marca otro compás, es un vals lento y pausado.

             Pero tu necesitas de esa rapidez, locura, ajetreo, porque es innato en las personas hacer, decir, calcular, programar, alterar es lo que nos mueve, no es lo que queremos pero si deseamos, porque de esa manera vivimos intensamente, arriesgando, apostando fuerte.

             Por ello encuentra siempre un vacío de todo esto, una evasión, huye,altera el ritmo, libera las barreras, porque hay otra velocidad, otro compas, otro ritmo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s