Empleados de una empresa: antes personas, ¿ahora datos?.

          Siguiendo la línea de los últimos artículos en los que hablaba sobre la situación de las organizaciones durante la crisis y sus consecuencias, me he dado cuenta de que ahora a los trabajadores de una empresa no se les trata como antes, me explico, que ya no somos partícipes en la empresa en todo su conjunto, te lo diré de otra manera, que para las organizaciones ahora somos datos, seguramente lo habrás escuchado alguna vez, en fin, que antes el trato entre jefes y empleados era más humano.
images
        Se conocía a los trabajadores por su nombre o en su caso por su “mote”, a lo mejor venía de una familia vinculada a la empresa durante mucho tiempo, había un trato más personal, en todos los sentidos, los antiguos jefes conocían a cada uno de sus empleados a fondo e incluso a sus familias, si tenía hijos, si era abuelo/a e incluso se preocupan por asuntos que no eran laborales, ahora no es así. Hay mucho de Sr. o de D., impersonal casi todo y más abajo en la jerarquía ni eso, eres integrante de un departamento, un miembro de un equipo, un participante en la actividad diaria de la empresa.
        Son las consecuencias que tiene cambiar la gestión en las empresas, no importa tanto el capital humano y si el financiero. Con los recortes o ajustes en las plantillas, se intenta por parte de los departamentos que participan en lo involucrarse en lo emocional con los trabajadores, aunque hay algunas excepciones, que sí que siguen tratando a sus trabajadores de la misma manera que antes sin cambiar la filosofía de empresa y los valores.
images (2)
        Este cambio de perspectiva hacia tus trabajadores supone un cambio en el estado emocional de ellos, no se sienten tan pertenecientes a la empresa, consideran el ir a trabajar como una difícil misión, por tanto repercute en la unidad de los equipos de trabajo. Un cambio de actitud evidente hacia los objetivos de la organización, pensamientos negativos hacia cómo se manejan ciertas situaciones y por supuesto cambio en el objetivo del turno de trabajo, el salario.
         La mala influencia por el trato que se recibe afecta al trato personal entre mandos intermedios y equipos de trabajo, el feedback se resiente y a veces no es equilibrado, por tanto las relaciones se deterioran. Ante una situación tan complicada la empresa debe reaccionar, ¿de qué manera?, aportando información y resolviendo dudas, porque muchos trabajadores no entiendes este cambio.
         Entiendo que para cualquier aspecto en la vida hay que tener como vehiculo de comunicación el dialogo, y en este caso es esencial, si se detecta que tras una política austera y de recortes los trabajadores no se sienten ni queridos, ni motivados es hora de actuar. Lo digo con frecuencia, la base del éxito de una empresa es su núcleo y éste es su personal. Por ello trabajar en un plan de cambio de visión será fundamental para subir el ánimo del a plantilla y nunca abandonar el factor humano que caracteriza la relación empresa-trabajador.
Conoces alguna situación parecida, ¿me la cuentas?¿que sensaciones si lo has vivido?¿qué ambiente hay en la empresa? Cuéntalo…gracias
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s