Consecuencias de un agobio en el trabajo sin que todavía haya llegado…

      Si para realizar tu trabajo depende de la cantidad que te llega, estas en una cadena, hay picos de mucho trabajo y otros de no tanto, es decir, que no hay una continuidad, es difícil planificarse, pero si a esa complicación le añades tus posibles agobios, inseguridad y falta de soluciones para problemas u obstáculos que todavía no han llegado, se plantea una situación muy difícil. Después de diseñar un planning del día, te sirve de guía y como tal puedes modificar según momentos o circunstancias, adecuar para el mejor rendimiento del equipo de trabajo y equilibrar la realización de tareas.

    Tú como responsable de sección no puedes dudar, ni mostrar nervios, porque eso se contagia, es inevitable el estrés, pero no hagas más difícil la situación creando dudas sobre lo que todavía no ha pasado, situaciones no previstas. También es un error compartir ese malestar, no puedes estar trasladando esos nervios y falta de organización a las secciones que dependen de ti o que están a tu lado, en gente no preparada para estos puestos a la mínima complicación saltan los problemas. Vale que tengas que organizarte, pedir ayuda cuando hace falta, no antes, porque si no rompes la rutina de trabajo de los demás.

images (1)

     Esta actitud influye en tu equipo, creando confusión y agotamiento, porque no tienen su trabajo organizado, van de un lado a otro, dejando tareas por hacer y no acaban por terminar ninguna. Esto provoca en el trabajador una sensación de no saber dónde está ni lo que está haciendo, solo espera que sea la hora de acabar para irse. Y en un clima de estrés los comportamientos cambian sino se está preparado, infecta a otras secciones o partes de la organización, por tanto la productividad está comprometida.

     Si tienes las cualidades que un líder no debe tener, debes cambiarlas, serenidad, comprensión, diálogo son importantes. Contar con la opinión de tu equipo es clave, porque gracias al trabajo rutinario que hacen puedes optimizar en tiempo y eficiencia. Hacerles partícipes en cada área de trabajo que ellos son responsables, buscando mejoras en los procesos. Que tú seas el timón del barco pero ellos son la maquinaria.

      Con una capacidad resolutiva inmediata, los inconvenientes los superas, ideas claras y anticipación, todo en conjunto para que el rendimiento del equipo sea efectivo. Si no estás en tu mejor momento de ese dia minimiza las consecuencias, no aportes negatividad, no muestres estar perdido, apóyate en personal de tu confianza para salir adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s