Ayer me equivoque…

 Ayer me equivoque, así es, me invadió la sensación de haber metido la pata conmigo mismo por la manera que hago las cosas en el trabajo e incluso dudé de la capacidad de mi compañero para hacer ciertas tareas. Es un problema transmitir a los demás la misma exigencia que tienes para ti en el trabajo . Te ciegas en el resultado final y no en los factores o complicaciones que se tienen para llegar a ese resultado.
    Te explico: antes de acabar el turno deje unas indicaciones para hacer un trabajo específico, colocar un material en un sitio ya establecido. Cuando llegó a la mañana siguiente el material estaba en el sitio pero no el que yo había indicado, de primeras cabreo y a las 6 de la mañana, empezaba bien el turno. Hasta media mañana no salgo de mi indignación por no haberme hecho caso y ponía en duda la capacidad de comprensión de algún compañero a mis indicaciones. Cómo estamos cambiando el sistema de gestión en los materiales, me pongo a comprobar donde se ha ubicado ese material en sistema y porque. Después de verificar todos los movimientos me doy cuenta que me he equivocado, que ese material se puso ahí porque donde yo dije el sistema no lo permitía.
3
   Después de esta situación hay varias ideas que he sacado en claro para no volver a repetir errores:
  • Cada persona tiene una manera de hacer las cosas aunque el resultado sea el mismo
  • Permitirme fallar para aprender, la autoexigencia solo lleva al error sin valorar las alternativas.

 

  • No transmitir presión cuando comparto información respecto a la realización de tareas, es negativo para los demás.
  • Por supuesto evitar cabreos innecesarios antes de preguntar o revisar esas acciones.
  • No perder el tiempo en pensamientos negativos (media mañana dando vueltas al tema) atajar las dudas desde un primer momento.
  • Centrarse en el trabajo diario, ayer ya es tarde, es ahora y mañana.
  No hay nada mas humano que equivocarse, trabajar buscando la excelencia y brillantez requiere muchas equivocaciones para conseguir la eficiencia. Los errores te hacen aprender y moldean tus capacidades para enfrentarte a nuevos objetivos, así que siempre adelante y aprendiendo….
Anuncios

Rechaza los fantasmas.

  Volvemos a la rutina: nenes al cole, papas a trabajar y jubilados a disfrutar, en fin todo vuelve a ponerse en movimiento. Cuando pasas unos días con la cabeza puesta en otras cosas olvidas estados que ahora vuelven, me explico; estrés, prisas, nervios, mal humor, etc, los recuerdas….
1
          Asi no es manera de vivir o de empezar el dia, mas bien el año. Toda la jornada con esas sensaciones es agotador, física y mentalmente, no disfrutas nada de lo que haces, no eres consciente en la espiral que estas entrando y te aparta de tu perspectiva, de la verdadera realidad.
         En este estado es complicado rendir al 100% en cualquier aspecto; en el trabajo o en el circulo familiar. Tu actitud se resiente con tanta hostilidad, cambia el carácter y la manera de ver las cosas.
3
     Por ello, no pretendo ser ningun “guru” de estos temas, pero si puedes aplicar el sentido común y disfrutar cada momento, saborear cada cosa que hagas, sin velocidad, sin prisa, coge un respiro, mentalizar, sé consciente de dar tu mejor versión en cada momento. De esta manera esos fantasmas que te persiguen despues de unos dias de desconexión no volveran, recuerda lo bueno de los días pasados para coger impulso y energía.

   Cuesta muy poco ser feliz y gratis… cada dia ¿por  que no lo intentas?

¿Asistir o no a las comidas de empresa?

      Estamos en días estresantes y con muchos compromisos, cenas y comidas familiares, quedadas con amigos, comidas de empresa, un sinfín de actos que al final agotan. Voy a centrarme en los últimos, cenas o comidas de empresa. Como te adelanté en una publicación anterior, ¿es conveniente ir a una comida de empresa? ¿aguantar al compañero que te hace la vida imposible todo el año? ¿permitirás las gracias de tu jefe cuando en un dia normal no se puede ni hablar con el? y el momento de la exaltación de la “amistad” ¿estás dispuesto a que te digan lo bueno que eres?. Son situaciones que se repiten en una reunión con los compañeros de trabajo, ¿hay que asistir o no a la comida de empresa? si lo haces debes estar dispuesto a padecer ciertas actitudes que en condiciones normales no harías y si no vas, puede que seas el comentario por haber huido de ese compromiso.
2
    La fuerza para sobrellevar estas obligaciones es la actitud con la que te enfrentas, si vas dispuesto a pasárselo bien y no hacer caso de lo que digan lo harás, pero si antes de entrar ya estás mosqueado puede que acabes bastante mal al final del día.
    Tolerar ciertas situaciones en este día dicen mucho de ti, por el bien de los demas, asi el equipo no sufre desgaste a causa de la diferencias que tienes con algún compañero. No aproveches el día para decir cosas que no dirías en un día normal. Por tanto cumple con los compañeros y no generes malos rollo en un día para divertirse entre todos.
    Es complicado pasar el mal rato de la comida pero si lo haces de la mejor manera posible te servirá para resetear todo lo acumulado durante el año y empezar con energía renovada. Si por el contrario no guardas buenos recuerdos de esa reunion te seran un lastre durante un tiempo; comentarios, miradas, actitudes hacia a ti se pueden producir, por ello pasar desapercibido y no generar mal ambiente.
       Para concluir, plantea la comida de empresa como un reto a superar, porque situaciones complicadas con los compañeros en la empresa vas a tener, tómalo como un entrenamiento para cuando vengan los problemas de verdad,
                                                 saludos y felices fiestas

Día de estreno, momento difícil para el empleado.

      Tras la semana extraña a causa del puente se vuelve a la normalidad, por poco tiempo, ya que la fiestas están cerca. He vuelto a mi supermercado habitual para hacer la compra de la semana después de estar cerrado unos días por reforma. Me ha llamado la atención lo que he visto, no como han diseñado el nuevo “super”, que está muy bien, sino por los empleados. Cómo se desenvuelven en su puesto después de un parón y además estar supervisados por gente que no pertenece a esa tienda.

    Para empezar, la visita del alcalde de la localidad no la ha guiado el jefe de tienda habitual (ya que conozco al personal de tanto ir a comprar) sino que ha sido algún jefe de zona, pero el que siempre está allí ni ha aparecido, bueno si, para despedirlos.

   Otra sensación que he captado ha sido el nerviosismo de los empleados, siendo la tienda la que siempre han estado. Ya no se si era por el leve cambio de ubicaciones en productos o porque los clientes no sabían donde estaban algunos productos y preguntaban, normal después de la renovación.

    En la línea de cajas, las cajeras estaban bajo la vigilancia de dos compañeros, externos a ese supermercado, pero de la empresa, para que la fluidez en el cobro a los clientes fuera efectiva. Lo crítico es que en ningún momento han intentado prestar ayuda, sino que, comentaban los errores a la cajera y además transmitían que debían decir a los clientes respecto algunos cambios, en fin mucho estrés. Delegaban el paso de información cuando ellos también pertenecen a la empresa, aunque no estén en su zona habitual. A todo esto le sumo el sistema nuevo de paso por caja en los productos, más complejo, pero sí más informativo para el consumidor.

  Por otro lado, dos trabajadores comentaban las dificultades del sistema para arrancar ese primer día y se alegraban de haber podido solucionar los problemas, saliendo de una situación complicada.

   Como en cualquier estreno hay nervios y agobio, en la mayoría de organizaciones las plantillas están más que preparadas para superar días así, ya que cuentan con experiencia, por el tiempo que llevan en las tiendas. Pero no hace falta aumentar ese malestar incluyendo personal externo a esa tienda, aunque pertenece a la organización, para supervisar, al menos solidaridad y ayuda por el bien del desarrollo de las tareas.

   No hay que entorpecer a los compañeros, aunque sean días decisivos, sino solidarizarse en momentos complicados, porque seguramente, esos “vigilantes” han sido vigilados con anterioridad y si han recibido ayuda, bien agradecidos estarán.

   En resumen, hay que hacer equipo allá donde vayas, aunque no sea tu puesto de trabajo habitual, debes sembrar compromiso y ayuda, para recoger buenas actitudes y implicación. Seas del equipo A o del B eres del mismo conjunto, donde compartes los mismos objetivos, por ello se más solidario en el trabajo, te lo agradecerán.

Google Actívate una formación para aprovechar.

         Durante un par de días he asistido a un evento que imparte Google Actívate; es un proyecto de formación con una serie de cursos gratuitos sobre Formación en el empleo y marca personal. Por otro lado se estaban realizando charlas de diferentes temáticas con ponentes de calidad; mentoring, blogs, networking, muchos temas relacionados con  la finalidad de aprovechar las ventajas del mundo digital. Por si te interesa el Tour, sigue unos días por la provincia de Alicante.
       ¿Porque te cuento todo esto? porque quiero reconocer el valor que tiene la formación gratuita que se imparte en este país. No hace falta pagar una gran suma de dinero para tener la posibilidad de recibir un curso de calidad e impartido por profesionales. En España no se aprovecha estas iniciativas. Un detalle que me di cuenta, las personas que vienen de Latinoamérica y asisten a este tipo de talleres, se quedan fascinados por la calidad de éstos, comentan que es muy difícil poder acceder a esta formación sino la pagas en su país de origen, entonces me pregunto ¿qué estamos haciendo aquí?
       El proyecto Google Actívate proporciona un contenido bien estructurado y definido, sirve a las personas que tengan inquietudes en mejorar sus conocimientos y actitudes en la búsqueda de empleo y potenciar su marca personal. El esfuerzo que hacen los profesionales por impartir estas clases, en este caso @anapurificación y Pedro de Vicente, no es valorado por alguna parte del alumnado, no son capaces de ver la importancia de un curso de este tipo y además gratis. Son oportunidades que no se puede dejar escapar y hay que exprimirlas al máximo. La desidia y la dejadez son los demonios que minan nuestra iniciativa, al asistir a un evento de este tipo debemos combatirlos.
     Hay una cosa en la que Ana hacía mucho hincapié y es “que no hay excusas”, no valen las lamentaciones para quedarse en el sofá, que hay muchas posibilidades de poder recibir formación de manera gratuita para mejorar tu situación laboral, siempre hay que estar en movimiento para mejorar nuestras expectativas.
     No quiero aburrirte con todo lo que me han enseñado, prefiero que descubras el contenido que tenía el curso a través de su modo online. Pero si te puedo decir, que pensaba que tenía aspectos controlados, ya fuera el Curriculum o en analisis DAFO personal y no ha sido así, he descubierto que queda mucho trabajo por hacer y hasta que no encuentres aquello que buscas no hay que parar.
     Cuando acaba este curso las sensaciones que me llegan es que tienes que hacerte valer, tener las cosas claras de lo que quieres conseguir, que quieres y cómo vas hacerlo, qué camino vas a seguir, la seguridad y confianza de cómo afrontar entrevista de trabajo, tips que te sirven para alcanzar tus objetivos.
      Desde aquí agradecer esta clase de eventos y apostar por ese talento oculto que hay en las personas, muchas gracias a todo el equipo de Google Actívate Alicante, saludos..

Críticas a las ayudas fuera de tu departamento.

          Para tratar el tema de esta semana antes te tengo que poner en situación. En el último partido de la selección italiana de fútbol, su gran portero Gianluigi Buffon anunció su retirada de ella, hasta aquí todo normal. Pero la polémica saltó cuando el árbitro del encuentro se quiso hacer una foto con el guardameta, los comentarios en los medios no tardaron en llegar. Compañeros y excompañeros del árbitro, delegados, directivos, presidentes de organismos futbolísticos etc, declararon su opinión y entre ellas criticaban su actitud, no estaba todo el mundo de acuerdo con la acción que hizo el árbitro.
       ¿Te suena esta situación?¿has pasado por algo parecido? ¿te han llegado críticas porque has ayudado o te has “relacionado” con otro departamento?. Se duda de su actitud y compromiso de esos compañeros que hacen favores a otras secciones. Para mi es extraño que ser cuestionado por prestar ayuda, es decir, que en definitiva somos todos empleados de una misma organización y con su progreso supone tranquilidad para los trabajadores.
 1
   Cuando estas ideas se sitúan en el ambiente sobre un empleado que presta sus servicios en otro sitio donde no pertenece, dudamos de su responsabilidad, la primera idea que nos viene es que es un “pelota”, que si ahora lo hace él nos tocará hacerlo a los demás, en resumen, críticas al comportamiento de este trabajador.
   Pero no caemos en la cuenta que estas acciones sirven para compenetrarse con otras secciones, complementar trabajo con los demás compañeros. Sirve para facilitar el desarrollo de las tareas cuando llegan los momentos de agobio y nervios y por supuesto la cooperación en aportar soluciones.
    Cada empleado es diferente, su personalidad define sus actitudes en el momento de desarrollar sus tareas y esa actitud proactiva supone un plus en los equipos de trabajo. Entenderse entre secciones produce una mayor cohesión como organización, aumenta la productividad, por supuesto genera mejoras, porque cada uno puede aportar acciones creativas desde puntos de vista diferentes.
 3
    Alguna vez he oído que una fábrica es una máquina compuesta de engranajes, que una empresa que trabaja en la producción en cadena está diseñada por muchos eslabones. Por tanto, este tipo de actitudes sirven para unir secciones con diferentes faenas, pero que suman en el resultado final.
   Si se detecta el rechazo por parte del equipo a estas ayudas, el líder debe atajar el problema en su inicio, porque creará un malestar que no es positivo para el progreso de la sección.

Relación entre equipos deportivos y grupos de trabajo.

      El fin de semana pasado fue la cena anual del club de mtb que soy socio, una reunión de compañeros que comparten una misma afición, la bicicleta de montaña. Ese día era importante para todos; la primera convivencia de los socios mas nuevos, la entrega de premios de las marchas internas, un buen momento para compartir vivencias de este año. Había caras conocidas y otras no tanto, a veces confundes compañeros porque tienes la costumbre de verlo con la equipación de bicicleta y casco, por tanto cambia su aspecto. Pero en definitiva una jornada para disfrutar.
3
     Lo que me ha llevado a escribir este articulo es los valores que comparten  un club de mtb y los de un equipo de trabajo de cualquier organización. Estos equipos comparten una serie de aspectos que enriquecen la convivencia y el entendimiento entre sus miembros. Estas cualidades son las siguientes:
  • Compañerismo; esencial en cualquier trabajo en equipo y en el club es un valor muy establecido.
  • Competitividad; no falta en ningún club deportivo o grupo de trabajo, buscando la mejora continua, marcando objetivos y ayuda a superar obstáculos.
  • Ayuda: importante en cualquier ámbito de la vida, en este caso clave para crecer como personas y cultivar ese compañerismo antes comentado.
  • Un mismo propósito, disfrutar de lo que se hace en ese momento, por un lado la bicicleta y en las organización el trabajo diario.
  • Solidaridad y respeto, cualidades que define a las personas y que se comparten tanto en un club como en un grupo de trabajo.
   Cada uno de estos factores es complementario con los demás, es decir, que el desarrollo de uno significa el de los otros también avanzan. Otras cualidades que podría destacar desde esta perspectiva sería; la creatividad, la motivación por superarte y por supuesto el liderazgo colectivo, un club
(equipo) unido es una potente máquina preparada para superar dificultades.
    En las carreras es cuando todos estas cualidades se manifiestan, la competitividad entre compañeros pasa a un segundo plano y se convierte en apoyo por quedar delante de los otros clubs, la ayuda imprescindible para seguir el ritmo en carrera cuando no podemos. Por supuesto la solidaridad cuando aparecen los problemas mecánicos, todos unidos con una misma misión, llegar a la meta. Hay algo que no he comentado y no por ello menos importante, compartir las experiencias y conocimientos sobre lo que sea; alimentación, mecánica, técnica, etc, así se aprende y enriquece a la gente.
2
  Al final solo he destacado unas pocas características que comparten un club o equipo de trabajo, pero te he dejado algunas ideas de lo que para mi representa un club y por semejanzas un equipo en el trabajo, no por ser menos importantes, sino porque tienen mas que ver a nivel personal.
  Si eres socio a un club o equipo, el sentimiento de pertenencia lo tendrás muy presente y todos estos valores son lo que te hacen desarrollarte y crecer como persona.