Maneras y formas de llamar la atención a un empleado….

      Casi seguro que alguna vez te han llamado la atención por tu trabajo, de algún modo es positivo que si no estás haciendo tus tareas bien es que te rectifiquen, para mejorar. Pero ¿lo han hecho como esperabas? ¿Te han echado la bronca delante de todos? ¿Te han puesto en evidencia delante de tus compañeros? ¿Los motivos por los que te llaman la atención no los entiendes? ¿No comprendes porque a ti y no a otro?. Esta serie de preguntas te planteas cuando has fallado y te llaman la atención. No me voy a centrar en cómo te sientes cuando fallas, pero si en las formas de darte el “toque”, hay muchas maneras de recriminar un comportamiento a un empleado y si son las adecuadas aceptaras esas rectificaciones y no te quedarás con mal sabor.

   Como jefe de equipo o líder, dar una bronca o avisar a un trabajador que lo está haciendo mal, no son situaciones fáciles, según el motivo, comprender al empleado y su comportamiento, hay que plantearlo de una forma u otra: si es por comportamiento debemos ser más “psicólogos” y si es por un fallo de realización de tareas o tipo trabajo, enfocarlo desde un procesamiento más “racional”.

images

  Cuando una conducta no es la adecuada, hay que cambiarla, por el bien de los compañeros, es complicado explicar que comportamiento es el apropiado, pero lo que está claro es que al empleado debes tratarlo como persona, siempre pensando cómo te gustaría que te lo dijeran a ti. En este momento, sí que tienes que mostrar seriedad y transmitir ideas claras, con las rectificaciones oportunas, huye de los reproches, que te explique porqué actúa de esa manera y entre los dos llegar a un punto donde os entendéis. Pienso que echar una bronca desestabiliza al trabajador, a veces es inevitable, pero si puedes hazlo de manera sutil y con elegancia. El resultado es que al compañero le quede claro que va por el camino equivocado y cuáles son los pasos que dar para cambiar.

  Si la conversación es para reprochar un fallo, poner la atención sobre una equivocación, tener sentido común a la hora de transmitir el mensaje será clave. Si no sabes porque ha pasado, debes preguntar, que el trabajador de sus argumentos para hacerte una idea de la situación, porque ha ocurrido y a partir de ahí buscar alternativas para que no vuelva a pasar. Desde un nivel más global hasta el individual, hacer comprender la importancia de que el trabajo se haga correctamente y la responsabilidad de cada empleado con las tareas que realiza es vital para el funcionamiento correcto del equipo. En un tono dialogante, alternando los turnos de palabra, que no sea un monólogo por tu parte, sino estará deseando que acabes para marcharse y no habrá captado el mensaje. Apelando al sentido común, plantear los inconvenientes que provocan un error y las consecuencias.

    Visualizar el tipo de llamada de atención que vamos a llevar a cabo hará que no dudes, estás hablando con un compañero, no alguien ajeno, lo volverás a ver al día siguiente y trabajáis juntos, por ello mucho cuidado con lo que dices y cómo lo dices. Son situaciones tensas, hay que quitarles eso, sí darles importancia, pero los detalles son los que diferencian de cómo se captará el mensaje. Nunca te pongas a dar una bronca delante de los demás, si el fallo es individual, eso hace muy pequeño a la persona, que se siente menor. No chilles, mantén la educación y respeto mutuo. Al final el resultado que se busca es de sacar un compromiso de mejora y responsabilidad, sin alterar mucho las rutinas de trabajo.

  Que opinas de las maneras de hablar con un empleado para cambiar su comportamiento. Has pasado por esta situación ¿me la cuentas?.