¿Que tipo de relación tienes con los compañeros fuera del trabajo?.

         Ayer fue mi cumpleaños y como es de esperar me llovieron las felicitaciones: amigos, familia y compañeros de trabajo. Todo la gente que te conoce y gracias al facebook 😛 se acuerda de ti jeje.  Te lo digo porque ¿que tipo de relación tienes con los compañeros fuera del trabajo?.
            Desgraciadamente mi trabajo es de temporada (me gustaría que fuera todo el año) y estamos un tiempo parados, no tienen relación con el equipo de trabajo, pero con algunos mantienes el contacto durante ese parón, incluso ha surgido una pequeña amistad gracias a trabajar juntos. Eso si, no te voy a engañar, hay compañeros que prefiero no verlos hasta que volvemos a empezar otra vez, porque es complicado entendernos en el puesto de trabajo, ya sea por el carácter, actitud o personalidad, difícilmente puedes tener una relación fuera de él.

                  REUNIONES INFORMALES

      Hay secciones de mi trabajo que cuando están fuera de campaña suelen verse a menudo, ya sea para almorzar, jugar al baloncesto o irse de comida. Sin embargo, en otros departamentos la gente está deseando tener vacaciones para no ver a más de uno y verse con aquellos que mantiene una mejor trato.
        Por supuesto, hay un encuentro donde se promueve el buen rollo y se hace muy a menudo en España, ésta es la cervecita después de la jornada laboral, es importante para mantener las relaciones vivas en el trabajo y limar asperezas, donde en un tono distendido puedes comentar aspectos del día o simplemente desconectar de la rutina, sin agobios ni presiones.

                 BENEFICIOS DE LA CONVIVENCIA

      La convivencia fuera del trabajo fomenta aspectos como el compañerismo, el sentido común, el diálogo sin tensiones, el entendimiento entre todos, conocer a tus compañeros desde una perspectiva diferente, compartir preocupaciones de la vida diaria, encontrar puntos en común sobre aficiones, hobbies, etc. Estas reuniones informales aportan mucho cuando se está en el entorno laboral, crean unión en el equipo de trabajo.
     Existen empresas donde potencian convivir al personal fuera del entorno laboral de diferentes maneras; a través del deporte, como ligas de empresas o partidos de fin de semana, también la convivencia entre los familiares de los trabajadores es importante, ya que para un empleado un pilar importante en su desarrollo es la familia, si además conocen el ambiente donde trabajas a ti te aporta tranquilidad.
2
    No creo que esta unión que tienes con la gente fuera del trabajo influya en el desarrollo de tus responsabilidades dentro de él, la amistad y el trabajo se deben separar, pero no significa que no puedan ser compatibles. Si tenéis claro el lugar que ocupa cada uno en su puesto laboral este tipo de afinidad fuera del trabajo viene bien, en el sentido de que el equipo será más compacto para solucionar situaciones difíciles, más fácil llegar a un punto de encuentro entre todos, ya que más o menos conoces cómo piensan los demás.
     Puedes entender ciertas actitudes de un compañero porque a lo mejor no está pasando un buen momento en el plano personal. Todo tipo de relaciones personales sanas suman beneficios, al final todos somos personas y tenemos que compartir espacio durante mucho tiempo, la mejor manera es conocerse y entenderse disfrutando del tiempo que estás en contacto.
Anuncios

Mandos intermedios: maltratados e ignorados.

      Uno de los puestos mas complicados en las organizaciones corresponde a los mandos intermedios (lideres de equipo, coordinadores de grupo, etc), reciben y transmiten ordenes, ademas de estar pendiente de su personal. Están situados en la linea de fuego, tanto por arriba en la cadena de mando, como por abajo como enlace con los trabajadores. Su preparación tiene que ser adecuada, que se adapte con su carácter, ya que su perfil debe ser de mediador, muy dialogante y comprometido con la gente que está a su cargo, a su vez obedece ordenes de arriba y da explicaciones de su departamento.
3
     En el puesto  que ocupan estas personas suelen recibir quejas de todos y poco reconocimiento a su trabajo. Es el blanco de los problemas, por arriba le piden que los resuelva y por abajo le exigen soluciones, así que se encuentra en tierra de nadie, sin mas apoyo que su destreza y conocimiento de las rutinas de trabajo, como también su experiencia. Por ello, elegir a alguien sin conocimiento en este tipo de cargo supone un riesgo de que no este a la altura de las responsabilidades que le son asignadas.
    En mi opinión  una persona adecuada para que desarrolle estas funciones es aquella que lleva unos años en la empresa, tiene conocimiento de las maneras de trabajar, conoce con detalle al personal de los departamentos, se desenvuelve bien en momentos de presión  se puede anticipar a los problemas. Gracias a que sabe por donde se mueve es un valor seguro cuando hay que pedir favores, por supuesto esta implicado en la organización, tiene un punto de vista crítico a la vez que resolutivo en las reuniones, en resumen una persona que se siente parte de la empresa y quiere contribuir a su desarrollo.
4
      Pero por otro lado, no son comprendidos cuando piden mejoras y aportan ideas, pero a su vez le exigen resultados. Ignorados en el momento que traslada las demandas de sus empleados, pero eso si, presionados para pedir el máximo rendimiento a su gente y el aporte de soluciones.
     ¿Puede ser el mando intermedio amigo de sus trabajadores? Si sabe separar entre amistad y trabajo no creo que suponga ningún problema. Cuando tenga la necesidad de pedir algún favor para resolver cualquier problema, podrá contar con su gente gracias a ese lazo emocional que los une. Al igual que si un empleado le pide ayuda, no dudará en solucionarlo si está en su mano.
    Por tanto, los encargados, coordinadores o jefes de sección son personas poco valoradas y muy exigidas. Aunque parezcan el saco de boxeo de toda la escala de mando son imprescindibles ya que la ultima orden a la plantilla la dan ellos y ellos son lo que captan el sentir de los empleado. Es un puesto poco tenido en cuenta pero muy importante en la jerarquía de cualquier organización

Vacaciones que no te esperas.

       ¿Qué sensación tienes cuando todo tu entorno está deseando tener vacaciones?, creo que agobia un poco que todos estén con la misma canción. Pero ¿que pasa cuando te fuerzan a coger unos días de descanso? ya no se piensa igual. Es un sabor agridulce, está claro que a todos nos gusta estar de vacaciones, que sean para descansar, que no vengan por problemas en la producción, índices en las ventas o cualquier otro motivo que nos haga parar a la fuerza. Eso significa que algo no va bien. Se ha planificado mal o los objetivos no se han cumplido, las expectativas no han salido correctamente, muchas razones por las que puedes tener un parón en tu trabajo sin darte cuenta.
          A mi personalmente me gusta trabajar, porque como la gran mayoría hay que llegar a final de mes. Otra de las razones es que me siento muy útil haciendo el trabajo que hago, me lo paso bien en mi puesto. Por eso no entiendo a las personas que quieren irse de forma inesperada porque están quemados, cansados o saturados.
580fa2dc72ed0_crop
          Con esta actitud por parte de los trabajadores se instala un ambiente raro en la empresa; incertidumbre, miedo, pasotismo, tensión, frustración son algunos factores que se pueden detectar. Intentaré hacer una clasificación del tipo de personas que me encuentro dentro de un entorno así:
  • Primero están las personas que desean irse nada más empezar y repiten la misma canción durante todo la campaña laboral, aquellas que no aportan nada y solo crean desasosiego, tienen una desgana instalada en su actitud. Se dedican de ir de un lado a otro predicando su idea para causar la mayor confusión posible. Curiosamente son personas que llevan mucho tiempo en la empresa, pero que llegada una edad no les importa nada o no tienen preocupaciones si se van de vacaciones, más tiempo libre para hacer lo que quieran. Quiero destacar que esta clase de trabajador son los que cuando los llaman por una urgencia en la empresa en periodo vacacional ponen pegas porque tienen que ir, ah eso sí, si no los llamas se quejan de porque no has contado con ellos, en definitiva, “ni comen ni dejan comer.”

 

  • Después están las que les da igual todo, si hay que irse se van, si hay que quedarse pues bien, su preocupación es que los dejen tranquilos, día que trabajan uno más que cobran. Normalmente son empleados que tienen asumido que no pueden hacer nada para cambiar la situación. Son el blanco de los comentarios de los compañeros del anterior apartado, los que sufren el cansancio y pesadez de escuchar siempre lo mismo, pero que no bajan su rendimiento productivo pese a tener que aguantar actitudes negativas a su alrededor.

 

  • Y por último los que se preocupan por todo, porque no tienen otro trabajo, la situación personal es complicada y necesitan trabajar o simplemente les gusta lo que hacen en esa empresa. Normalmente el perfil de estos trabajadores suelen ser jóvenes, con una media de años en la empresa considerable como para saber qué está pasando. Sensible a la situación de la organización se sienten especialmente implicados con la empresa, haciendo todo lo posible por la mejora de ésta y cuando se les necesita no dudan en acudir, aunque a muchas veces no son bien valorados, sufren (desaprovechados por parte de la empresa) unas expectativas equivocadas.

 

Cualquier perfil de persona nos podemos encontrar ante la situación de irse al paro, no trabajar durante un tiempo por obligación. Ante todo mantener la calma y desarrollar las tareas de la mejor manera posible. Intenta aportar a la empresa no restar, al final tu estado depende de cómo gestiones personalmente esta etapa complicada que te ha tocado sufrir.

¿Que haces cuando un compañero vuelve de una baja?

  Recientemente he estado de baja, la vuelta ha sido difícil, porque no me encontraba al 100%, pero gracias a los compañeros, coordinadores y gente que trabaja conmigo ha sido más llevadero hacer mi trabajo. Han estado pendiente de mí en todo momento, he realizado las tareas a menor ritmo y en ningún momento he visto una mala cara o actitud negativa hacia la manera de hacerlo, todo lo contrario, han sido comprensibles, sin meterme prisa, en definitiva me han cuidado y han estado siempre a mi lado. No se ha resentido la unidad del equipo a pesar de no estar totalmente recuperado y eso es porque “mi gente” ha tapado las carencias que yo tenía en el desarrollo de tareas, manteniendo así la productividad.
    Incluso cuando fui a entregar el alta médica, el jefe de zona tuvo el detalle de salir a preguntar como estaba e interesarse por lo que me había pasado. Este pequeño gesto me hizo sentir arropado y, aunque aun no me encontraba del todo bien, ya esperaba regresar pronto para ayudar al equipo en todo lo que estuviera a mi alcance. Fué una clave importante que me impulsó a retomar el trabajo.
images (1)
   Sentirse apoyado por el grupo hace que la seguridad que tenías o habías perdido en tu trabajo se recupere más pronto, que la capacidad de gestionar momentos de estrés y agobio sea más clara. Cuando cuentas con el apoyo de tu equipo, aunque estes mermado físicamente, te esfuerzas por dar lo mejor e intentas participar en la medida que tu estado te lo permita.
  Es un refuerzo para tu estado anímico que el grupo esté detrás tuya, tu confianza va subiendo a medida que pasan lo dias, tu autoestima va ganando sobre la negatividad después de un parón por motivos físicos. Tus pensamientos nocivos se van perdiendo gracias a que de nuevo estás en la rutina laboral, en lo que ya conocías porque al salir de ese hábitat te encuentras perdido. Aunque hay personas que piensan que cuando estás de baja son como unas vacaciones, pero la verdad es todo lo contrario, una baja no son vacaciones, porque estas “jodido”, eso te debilita más tu estado físico y psicológico.
  Como resultado de la ayuda recibida cada dia me encuentro mejor, con más confianza y superando el susto. Poco a poco se me olvidan lo recuerdos amargos que me llevó a estar de baja. Confío plenamente en mis compañeros de trabajo, que gracias a ellos parece que nunca me fuí.
P.D: Si estas en una situación parecida o tienes un compañero que se ha reincorporado de la baja, no dudes en prestarle tu ayuda, lo agradecerá y se sentirá mejor, gracias.

Somos personas pero desconocidos…. entre nosotros

         Intento escribir este articulo con un mareo considerable por el vértigo que tengo, pero tengo que compartir los pensamientos que me vienen tras el susto que pase hace unos días. Te pongo en situación, venia de dar una vuelta con la bicicleta y empece a encontrarme mal, mareado y visión borrosa, tuve que parar como pude, apartándome en la acera para sentarme en un banco. Mi estado fue a peor, con vómitos y el mareo iba en aumento, gracias que vino la ambulancia y me llevaron a urgencias. Ya casi recuperado, el recuerdo que se me queda no es el mal momento que pase, sino la poca humanidad que tenemos (que alguna vez he tenido) cuando vemos a personas en mal estado.
       Mientras estaba agachado y apenas podía levantar la cabeza por el mareo, me daba cuenta que pasaba gente (personas) por mi lado sin apenas hacerme caso, tenia la bicicleta en la acera, iba con la ropa de ciclismo, en definitiva que se notaba que necesitaba ayuda, pues ni así. Pude intuir que pasaron tres personas corriendo, una mas paseando al perro y lo mas grave una mama y su carrito, que prefirieron bajar por la carretera antes de preguntar como estaba.
images
    Entonces, llego a varias reflexiones: ¿que nos ha pasado?, ¿hemos perdido eso que nos caracteriza, “la humanidad”?, para que tantos canales para poder relacionarse, para que potenciar las relaciones entre los demás si cuando alguien necesita ayuda no la damos. Nos hemos vuelto tan egoístas que resulta extraño interesarse por el estado de los demás. Somos tan fríos que no queremos que nos afecte el malestar del otro.
descarga
            Me quedé muy defraudado con estas personas, conmigo mismo, porque no me explico este comportamiento en una sociedad que se “vende” tan bien la ayuda, o esta bien visto prestar ayuda, pero eso si, cuando te vean, para compartir, demostrar, lo que se llama “postureo”, aparentar. Si después en una situación por la calle a un indigente, borracho o cualquier persona que lo necesite no se le hace caso, falta de concienciar.
      Tanta frivolidad nos envuelve que nos venda los ojos de la realidad, ¿tan de plástico parecemos?, somos humanos, personas, con emociones y sentimientos, ¿donde están?, supongo que muy al fondo de nuestro ser. Ser emocional es una debilidad, no creo, pero si lo perdemos que nos queda. Aunque no seamos conocidos, no te hayas visto ninguna vez, pero compartimos algo, todos tenemos algo en común  somos muchos, unos mejores otros no tanto, sino tenemos claro nuestras prioridades, mal planteamiento, vamos a sufrir cuando todo sea al revés.
           Esta situación puede describirse en cualquier aspecto y en las empresas se vive muy a menudo, un equipo unido, que se presta ayuda mutuamente superará los obstáculos con facilidad y saldrá reforzado. No querer estar el uno por encima del otro es una idea que tiene que interiorizarse, todos somos uno y cuando alguien necesite ayuda, se debe prestar, de cualquier modo, ya sea laboral o emocional.
           Si no hay apoyo de los unos con los otros mal vamos para superar las dificultades de esta vida, no debemos rendir cuentas, ni señalar si yo he dado y tu no. Sentirse arropado da la sensación de seguridad y confianza,  las cuales te empuja a hacer muchas cosas.
      Para concluir,  ya te comentado como me siento, más que un bajón físico es anímico y emocional, porque que te fallen las personas es duro, en mi caso fue un susto sin importancia, pero que pasa cuando la situación es más crítica, el resultado sino se presta la ayuda necesaria puede ser peor.

Como reaccionar ante el despido de un alto cargo….

      En las empresas cuando los números no cuadran se toman medidas, normalmente los recortes afectan al personal base, pero para cambiar la perspectivas y coger un nuevo camino, en busca de una mejora, se hacen cambios en la dirección  Prescindir de un alto cargo es una decisión delicada: porque no sabes como va a reaccionar tu personal, que rumbo va a tomar la empresa, que consecuencias puede tener. No tienes previsto la situación que se va a generar y por ello el “recambio” o sustituto de ese directivo no sabes como actuará. En resumen, que el despido de una persona de dirección puede afectar a la estabilidad de la empresa.
     El clima que se genera es de desconcierto, saltan los rumores, aumenta la confusión entre la plantilla y mas aun sino se recibe un información por parte de la empresa. Puedes pensar; si eso pasa en lo alto que nos puede pasar a nosotros. No es cómodo este tipo de situaciones, porque el miedo aparece, puedes perder tu puesto de trabajo y eso te afecta emocionalmente, provocando una bajada de rendimiento, menor productividad y falta de confianza.
     El trabajador ya de por si dentro de su zona cómoda se siente tranquilo, cuando la estabilidad o el equilibrio se pone en peligro es cuando aparecen las dudas sobre tu situación en primer lugar y después de la empresa. Te preocupas si las medidas que se han tomado seguirán en otros departamentos, piensas que estas decisiones son el resultado de que la empresa no va demasiado bien, por supuesto confías en que todo sea para dar una nueva perspectiva.
images (1)
      El departamento que tiene un papel importante es el de comunicación, informar en todo momento a la plantilla y por supuesto con claridad es una tarea que determinara a largo plazo el clima laboral. Comunicaciones fuera de tiempo y mensajes confusos no ayudan mucho al estado anímico de los empleados. Si la comunicación interna es importante no menos la externa, transmitir a los proveedores, socios y afines a la empresa una posición de fortaleza y un mensaje de tranquilidad, explicando los motivos, las nuevas ideas que se tienen y los resultado que se esperan conseguir.
     Una vez que ha pasado la tormenta en los días previos a ese despido y con las informaciones transmitidas se vuelve a una calma tensa, porque no sabes que va a pasar, el barco esta sin capitán, el timón no tiene dueño, pero percibes que las cosas vuelven su sitio poco a poco. Tras buscar un recambio o sustituto al directivo se inicia una nueva etapa, que te contare en otro post, de como desde abajo se ven esos cambios de fichas.
     Para acabar, no es agradable que ningún trabajador pase por esos momento difíciles de sentirse desprotegido cuando un alto cargo es despedido, porque te inundas de pensamientos negativos, por ello la comunicación es esencial para acallar rumores, tranquilizar y despejar dudas.

Es el buen camino….

    Te voy hacer participe de unas cuantas dudas que tengo sobre la dirección que esta tomando este blog. En un principio era para aclarar ciertos aspectos de la comunicación en varios niveles: empresarial, personal o entre organizaciones. Pero poco a poco a ido tomando un camino algo diferente. Ya no hablo de la relación comunicación-personas o comunicación-empresas, sino que intento redactar con un sentido común aquellos temas que tienen interés, no tanto desde una perspectiva comunicativa, pero si desde el punto de vista de alguien, como puedes ser tu, que se interesa de como funcionan las cosas, porque van así y si se puede mejorar aquello que tiene margen para hacerlo.
     Los temas sobre los que escribo pueden pasar en cualquier organización  seguro que los ves a diario, y me surgen muchas preguntas. ¿porque no mejorar ciertas cosas? potenciar o castigar actitudes, denunciar comportamientos injustos, valorar el sacrificio e implicación de trabajadores, en definitiva, la actualidad de cualquier empresa de este país.
        No se si es el camino correcto, pero te pido un poco de colaboración si crees que debo plantear otros temas o que enfocarlos de otra manera: desde el punto de vista de la comunicación, el trabajo en equipo desde las personas, etc. Intento escribir desde un punto objetivo, pero si a veces no me pongo en situación que describo es difícil aportar ideas y plantear argumentos.
       Por eso no se si estoy describiendo con realidad lo que pasa en las empresas, pero es la realidad que yo siento, veo en los medios y vivo. Es una manera de darnos cuenta cuanto trabajo hay por hacer, mas allá de balances, inversiones, promedios o estadísticas  Primeramente vamos a trabajar para las personas y con las personas, porque cada una tiene un potencia para destacar.
    Espero tus valoraciones sin ningún tipo de compromiso, tu colaboración sirve para mejorar y centrarme mas en lo que es verdaderamente importante, gracias.