El factor humano en las organizaciones y su sentimiento de pertenencia.

         No me canso de repetirlo, uno de los pilares más fuertes en los que se debe asentar una empresa es el factor humano, es decir, sus trabajadores. Ellos son la base y gracias a su importancia influyen en muchos aspectos para cualquier desarrollo en la organización. Por tanto ese sentimiento de pertenencia se tiene que trabajar en toda la escalera de mandos. Una plantilla implicada representa un equipo complicado de derrotar.
        Estar orgulloso de pertenecer a una empresa, trabajar por ello y transmitirlo supone un golpe de efecto en muchos aspectos:
  • De cara a la competencia: te estudiarán cómo puedes tener una plantilla cohesionada, analizaran como respondes a los momentos dificiles. Investigaran tus rutinas de trabajo para saber como sacas máxima rentabilidad a tus productos.
  • Los consumidores te verán como una empresa que trata bien a sus trabajadores. Los sueldos acordes a tu trabajo y conciliar la vida laboral con la familiar son cualidades que la gente tendrá en cuenta cuando valore la presencia de tus productos en los comercios (aunque también influye la calidad).
  • Para los socios, inversores o proveedores el mensaje de unidad y orgullo para la empresa supone ganar en seguridad, seriedad y responsabilidad. Tienen la tranquilidad de que cuando los momentos sean complicados, hay un gran equipo humano detrás que está en primera línea para solucionar los problemas.
3
                                                  PLANTILLA IMPLICADA
  Cuando todo va bien no hay problemas, el clima laboral es estupendo y el compañerismo se percibe en todos lados. ¿Que pasa cuando se complica la situación y llegan los problemas? ¿la plantilla se sentirá preparada? ¿sabe cómo reaccionar ante un conflicto? preguntas que tienes que plantearte para anticipar reacciones. Si de verdad tus trabajadores están implicados y orgullosos de la empresa, que tienen sentimiento de pertenencia, cualquier protocolo para actuar ante las complicaciones se interioriza rápidamente y podrás proceder con velocidad y convicción. Este mecanismo se activa gracias a que el orgullo de pertenecer a algo (empresa), gracias a eso logras demostrar tus habilidades, tener sueños y trabajar por tu futuro.
                                         PREOCUPACIÓN POR LA EMPRESA
  La preocupación cuando las cosas no van bien es evidente, una plantilla que participa en la empresa minimiza las inquietudes, se sienten fuertes para pelear por superar los obstáculos, se ayudan entre todos en conseguir soluciones, aportan tranquilidad y muchas veces puntos de vista que los directivos no tienen en cuenta. Tienen una visión más racional de los mecanismos que mueven la organización.
                                                FAVORES Y ESFUERZOS.
 
     Para que que ese sentimiento de pertenencia no decaiga hay que tratar con los trabajadores como personas. Por parte del equipo directivo atender sus demandas o al menos hacer lo posible por satisfacerlas, en el plano laboral y familiar. Los favores significan que ambas partes llegan a un acuerdo y se crea un lazo de unión, que cuando sea necesitado por parte de la organización, seguro que el empleado es el primero en ofrecer su ayuda. Son esfuerzo que se hacen por las dos partes, sino no hay un equilibro en ello se puede desgastar la relación entre ellas.
                                                          MOTIVACIÓN
     Por otro lado hay que destacar que motivado a la plantilla e incentivando la generación de ideas de mejora, cambio en los sistemas de trabajo, aportando conocimiento sobre los trabajos rutinarios se mantiene a una plantilla viva, con ambición y ganas de avanzar, esto repercute en la participación en la actividad organizativa.
                                                     COMPAÑERISMO
     Todos estos elementos combinados provocan el aumento del compañerismo entre secciones y departamentos, en definitiva en toda la empresa. Por tanto, el diseño de un plan con acciones concretas en cada punto es clave para obtener resultados y “cocinar” ese sentimiento.
     No vale para nada todo lo que he explicado si el trato entre todos es de persona a persona, hay que bajar del olimpo directivo y ver a los trabajadores como iguales, porque si no es así, no conseguiremos nada. En definitiva todos somos iguales, pero con cargos y responsabilidades diferentes y con un objetivo compartido.
Anuncios

Secciones y departamentos; sin fronteras y mas trato entre personas.

      A mi modo de ver la estructura de una organización está dividida por departamentos, que a su vez están divididos en secciones y dentro de ellas se sitúan los equipos de trabajo, hasta aquí todo claro. Se puede hacer otro tipo de categorías con más escalones, considero que se complica explicar lo que quiero. Pero que pasa ¿cuando esos límites entre estas divisiones se pierden o se confunden? o ¿la actitud influye en los equipos y en la jerarquía?.
    Los límites entre secciones o departamentos no deberían existir o al menos desde mi punto de vista, se implantan a nivel de reparto de tareas, ya que cada una se encarga de un trabajo específico, pero todos reman en una misma dirección y con un mismo fin, por ello compenetrarse entre todos los eslabones de la cadena para ganar en productividad y eficiencia es el objetivo. Estas fronteras siempre se pueden sobrepasar para apoyar o ayudar a los compañeros, “hoy por ti, mañana por mí”, echar una mano o facilitar el trabajo rutinario son factores que implican un buen clima laboral. Si por el contrario somos muy estáticos en nuestro departamento o sección cuando tengamos un apuro no contaremos con nadie que nos ayude. La flexibilidad en el puesto proporciona una estabilidad en el desarrollo del trabajo. Debes tener en cuenta que en los momentos de estrés y máxima presión se pierde la perspectiva y surge la confusión entre las competencias que debe desarrollar cada división o departamento.
 
      Hay una característica que es habitual que comente, la actitud, importante en muchos aspectos del trabajo y no menos en este. Con una buena actitud todo funciona de otra manera, colaborando entre las partes se consigue varias cosas; un buen ambiente laboral ante todo, un avance en la eficacia de los procesos de trabajo y un aumento del rendimiento.
       Para los trabajadores supone una comodidad trabajar bajo una relativa tranquilidad, pero los responsables de cada parte implicada han de contribuir al equilibrio. Si se mantienen estáticos en su jerarquía no encontrarán disposición a mejorar, pero intercambiando proyectos e ideas de mejora con los demás responsables se llega a un consenso. Esto significa que aunque cada uno tenga su parcela de mando y responsabilidad puede cooperar en otra zonas, integrando el diálogo y trabajo en equipo se consiguen objetivos por un camino mas fácil.
     Un reparto equitativo en las tareas de cada sección sería lo justo, pero sinceramente eso no pasa, siempre hay algún compañero que está dispuesto hacer lo menos posible o involucrarse lo mínimo en el trabajo y evitando compromisos. En este momento es donde los encargados tienen que inculcar que las responsabilidades se reparten entre toda la sección y mas extensamente al departamento, por tanto esa mínima implicación perjudica el progreso en las áreas.
    Por ir finalizando, aunque estemos en departamentos diferentes o nos separen secciones, la actitud colaborativa tiene que estar presente, que la dirección de la empresa sea la correcta implica que sus empleados adopten el sentido común  somo personas muy diferentes pero con un mismo fin, el bienestar laboral y familiar, por tanto trabajemos por conseguirlo.

Amistad en el trabajo.

      Que difícil es separar amistad y trabajo, la línea que hay entre estos términos es muy fina, tiene el riesgo de romperse cada momento y es mal interpretada por nosotros muy a menudo. Amigos en el trabajo es normal tenerlos, puedes tener más afinidad con unos compañeros que con otros y surge la amistad, o puede que te conozcas de fuera del entorno laboral y coincides en el trabajo.
       Tener un amigo/compañero en el trabajo es un arma de doble filo: por un lado podrás pedirle favores que a otro compañero no (aunque no deberia ser asi), aunque también puedes tener un apoyo emocional en lo momentos complicados o por el contrario ese lazo afectivo que tienes con él provoca que compartas información comprometida que los demás no saben. Recibe un trato diferente por tu parte, por tanto tu opinión como líder se pone en duda. Te comprometes a ciertas cosas que con otro compañero no haces. Cuando hay que llamar la atención o no lo haces y si es así lo haces en un tono que él no te toma en serio o simplemente no te hace caso. Tu capacidad de autoridad se pierde.
5da03e76e0fbc2db840a9a7eb848f0e4
       En mi opinión, ese vinculo de amistad que hay con alguien queda “aparcado” en el momento que entras por la puerta de la empresa. Pienso que se debe tratar a todos por igual, sean o no conocidos. No tienes que dar importancia a unos empleados mas que a otros por tener diferente tipo de relación, mantener el equilibrio en el trato con ellos contribuye a un clima laboral tranquilo, pueden surgir rencillas como consecuencia de esto.
       Pero si no tratas a todos por igual, saltarán los comentarios negativos, aumenta la falta de autoridad, la confianza se pierde poco a poco y la imagen como líder queda dañada. Aunque hables con tu “amigo” de temas de fuera del trabajo, las dudas surgirán si das motivos para hacerlo. Tampoco creo que sea bueno ponerte esa cara de “jefazo” e ir como un sargento, pero si cuidar las formas con el trato a cada empleado.
       Puedo sacar alguna conclusión de este tema,  ¿la amistad es buena en el trabajo? pienso que si, pero tener cuidado en cómo gestionarla es importante para no crear problemas entre los compañeros. Tener claros los puesto de trabajo considero que influye mucho, para ello se ha de trabajar cada día en que el trabajador sepa cuál es su posición en relación a su líder, encargado o “amigo”.

Fin de Agosto y volvemos… nuevas ideas y temas que tratar.

            Después de dos semanas sin publicar y recopilando ideas para escribir, voy a retomar la actividad como antes, preparar un articulo por semana. Tras estos días, que ha pasado de todo, quiero resaltar lo mas grave, como son los atentados en Barcelona y Cambrils (17 Agosto), para llegar a realizar acciones como estas injustificadas, estas personas han sufrido un cambio radical, han dejado de ser humanos para convertirse en animales por un momento.
          Valoraciones aparte, hay un cambio producido por ésta tragedia y es la relación que tenemos entre nosotros, el comportamiento ha sido alterado. Se ha manifestado mucha solidaridad, al igual que condena y repulsa por estos actos. Ayuda entre todos en los momentos mas difíciles, muestras de ánimo y apoyo a las victimas como a sus familiares. Reconocimiento al trabajo de los cuerpos de seguridad. En resumen, unas actitudes y maneras de actuar que teníamos olvidados, porque nos hemos vuelto egoístas y salvo en situaciones muy complicadas no sabemos demostrar esa calidad humana que nos caracteriza.
         Esta aparente unión entre todos, cuando las cosas no van bien, ha sido aprovechada por algunos e ignorada por otros, porque en el fondo, todos nos movemos por intereses, pero utilizar este tipo de tragedias para un beneficio, sea el que sea, es lo mas bajo que se puede caer.
          Volviendo a lo que te comentaba al principio, tengo algunas ideas interesantes sobre artículos que voy a redactar; el próximo tratará sobre la delgada linea que existe entre la amistad y el trabajo, de no saber separarla puede provocar problemas, o por el contrario dejarla muy clara perderemos algún amigo o conocido.
descarga
      Por otro lado, hay una serie de artículos que me centro mas en el desarrollo personal en el trabajo, como afectan situaciones que pasan en tu entorno y a la capacidad para realizar las tareas. La capacidad física y psicológica que tienes para superar y adaptarte a nuevas situaciones, manejar momentos concretos y ser resolutivo.
 
          No te entretengo mas para que acabes relajado los últimos días de agosto y te invito, con las fuerzas a tope, a que nos leamos una vez por semana, para compartir experiencias y aprender de la gente, porque siempre hay quien nos enseña cuando acaba el día,
                                                                      Saludos.

Somos personas pero desconocidos…. entre nosotros

         Intento escribir este articulo con un mareo considerable por el vértigo que tengo, pero tengo que compartir los pensamientos que me vienen tras el susto que pase hace unos días. Te pongo en situación, venia de dar una vuelta con la bicicleta y empece a encontrarme mal, mareado y visión borrosa, tuve que parar como pude, apartándome en la acera para sentarme en un banco. Mi estado fue a peor, con vómitos y el mareo iba en aumento, gracias que vino la ambulancia y me llevaron a urgencias. Ya casi recuperado, el recuerdo que se me queda no es el mal momento que pase, sino la poca humanidad que tenemos (que alguna vez he tenido) cuando vemos a personas en mal estado.
       Mientras estaba agachado y apenas podía levantar la cabeza por el mareo, me daba cuenta que pasaba gente (personas) por mi lado sin apenas hacerme caso, tenia la bicicleta en la acera, iba con la ropa de ciclismo, en definitiva que se notaba que necesitaba ayuda, pues ni así. Pude intuir que pasaron tres personas corriendo, una mas paseando al perro y lo mas grave una mama y su carrito, que prefirieron bajar por la carretera antes de preguntar como estaba.
images
    Entonces, llego a varias reflexiones: ¿que nos ha pasado?, ¿hemos perdido eso que nos caracteriza, “la humanidad”?, para que tantos canales para poder relacionarse, para que potenciar las relaciones entre los demás si cuando alguien necesita ayuda no la damos. Nos hemos vuelto tan egoístas que resulta extraño interesarse por el estado de los demás. Somos tan fríos que no queremos que nos afecte el malestar del otro.
descarga
            Me quedé muy defraudado con estas personas, conmigo mismo, porque no me explico este comportamiento en una sociedad que se “vende” tan bien la ayuda, o esta bien visto prestar ayuda, pero eso si, cuando te vean, para compartir, demostrar, lo que se llama “postureo”, aparentar. Si después en una situación por la calle a un indigente, borracho o cualquier persona que lo necesite no se le hace caso, falta de concienciar.
      Tanta frivolidad nos envuelve que nos venda los ojos de la realidad, ¿tan de plástico parecemos?, somos humanos, personas, con emociones y sentimientos, ¿donde están?, supongo que muy al fondo de nuestro ser. Ser emocional es una debilidad, no creo, pero si lo perdemos que nos queda. Aunque no seamos conocidos, no te hayas visto ninguna vez, pero compartimos algo, todos tenemos algo en común  somos muchos, unos mejores otros no tanto, sino tenemos claro nuestras prioridades, mal planteamiento, vamos a sufrir cuando todo sea al revés.
           Esta situación puede describirse en cualquier aspecto y en las empresas se vive muy a menudo, un equipo unido, que se presta ayuda mutuamente superará los obstáculos con facilidad y saldrá reforzado. No querer estar el uno por encima del otro es una idea que tiene que interiorizarse, todos somos uno y cuando alguien necesite ayuda, se debe prestar, de cualquier modo, ya sea laboral o emocional.
           Si no hay apoyo de los unos con los otros mal vamos para superar las dificultades de esta vida, no debemos rendir cuentas, ni señalar si yo he dado y tu no. Sentirse arropado da la sensación de seguridad y confianza,  las cuales te empuja a hacer muchas cosas.
      Para concluir,  ya te comentado como me siento, más que un bajón físico es anímico y emocional, porque que te fallen las personas es duro, en mi caso fue un susto sin importancia, pero que pasa cuando la situación es más crítica, el resultado sino se presta la ayuda necesaria puede ser peor.

Como mantener la unidad en un equipo de trabajo.

     La unidad en un equipo de trabajo es importante porque influye en el rendimiento de las personas, productividad en las tareas y en el clima que se crispa, no quiero decir que seamos amigos o “chupipandi” y todo de lujo, o después del trabajo vayamos a tomar unas cervezas, que puede ser, pero que al menos en la jornada laboral mantener un mínimo compromiso con los compañeros, aunque haya personas difíciles o complicadas que desestabilicen el ambiente. Pero que pasa cuando un miembro de la plantilla genera un conflicto por el echo de pedir su derecho sobre a espaldas de los demás y la situación se complica cuando se toman medidas que afectan a todos.
     Se ha iniciado una guerra en cubierta, saltan chispas entre los compañeros, piques entre unos y otros, el resultado es que el ambiente se vuelve raro, las relaciones se tensan en referencia a los miembros, pero también afecta a nivel conjunto: bajo rendimiento, tareas sin hacer y mal humor. En este momento surgen una serie de sensaciones que te lleva a desconcentrarte, que son:
descarga
  • El ánimo esta tocado, porque desconfías de la gente, de tus compañeros, superiores, de todo el mundo, porque has sido el objetivo injusto de las críticas.
  • Si tu empresa está en una situación donde se aplican recortes, aumenta la dificultad de desarrollar tu trabajo por la falta de personal, empeora cuando no existe una buena actitud.
  • Las medidas que se toman ni se explican, ni se dice el motivo por el que se hacen y lo que es peor la formas fallan. Duele mucho que te impongan una medida o regla fallando las maneras.
  • Tu implicación esta perjudicada por el trato recibido porque no han contado contigo para al menos pedir tu opinión, buscar una alternativa.
  En definitiva es un estado complicado de llevar, pero mas allá de todos estos problemas y circunstancias ten claro la responsabilidad que recae en ti sobre tu trabajo, de como hacerlos, cumplir las tareas y por supuesto superar las dificultades. Si se toman medidas habrá que acatarlas, si tienes la oportunidad expresar tu malestar y desacuerdo, hazlo. No des motivos para que cuestionen tu actitud, comportamiento e implicación con la empresa. Con el paso del tiempo las tensiones bajan, aunque queda un mal gusto que es difícil de quitar, solo sera un mal momento que recordar.
     Conoces alguna situación parecida, ¿me la cuentas?¿que opinas sobre el tema?¿eres de los que protesta o acata ordenes, no sin antes pedir aclaraciones?

Como comunicar en caso de crisis a los empleados.

      Después de leer el articulo  “el Santander supera la crisis de comunicación después del cambio de dirección” me surgen varias reflexiones, desde un punto de vista diferente a como han superado esta crisis, que estrategias ha usado el departamento de marketing y comunicación de la compañía.

     Una factor importante de cualquier empresa son los empleados, públicos activos de la empresa e inversores. El Banco Santander a sabido entender a la perfección cual es su punto fuerte, porque su prioridad fue que el banco debía informar.
     Explican, que los primeros que se enteraron del fallecimiento del presidente fue el entorno mas cercano a la compañía: empleados y todo tipo de públicos que tenían relación con el banco. A través de los distintos canales que tiene la organización: “Santander ideas”, canal de televisión, boletines y las redes sociales.
     Pero quiero centrarme, en el sentimiento que tiene cualquier empleado o inversor del banco. Ha gestionado la comunicación de una manera que al entorno se le ha considerado importante, participativos y que surga un sentimiento de pertenencia difícil de tumbar. Tras la comunicación del fallecimiento a los publicos del entorno del banco surge un sentmiento de pertenencia, que son miembros de una comunidad como la del Banco Santander. No son un mero numero o cargo, que en otras ocasiones así sera, pero esta vez la gestión comunicativa ha tenido en cuenta primero las personas y después el resto.
     No se que tipo de plan de comunicación de crisis ha seguido el Banco Santander, pero en este diagrama que elabora Pedro Rojas (@seniormanager, @theplancompany) tendrá parecido.Diagrama de gestion basica de una crisis
       Teniendo en cuenta el trabajo en la cultura corporativa, la empresa se ha visto muy reforzada. Cuando tratas a tus empleados con un mínimo de cariño y atención, éstos lo valoran mucho. La comunicación interna ha sido un factor determinante en esta “crisis” y todavía mas efectiva la gestión de la misma.