Personas que se creen por encima de los demás en el trabajo…..

      Este tipo de personas abunda en las organizaciones, al igual que la clase de gente que te comentaba en el articulo anterior. Pueden tener rasgos parecidos las dos clases de trabajadores: el que se mete en todo y este, el que se cree por encima de los demás. Es cuestión de actitud en el trabajo, un comportamiento te lleva al otro e incluso a otros perfiles que te contare mas adelante.

 

Caminando por la calle sueles encontrar a gente que te mira por el encima del hombro o que se creen mas que tu, no haces caso y sigues, pero ¿que ocurre cuando esa forma de actuar se hace en el trabajo? supone una fuente de problemas y genera mal clima laboral.

4

Estas personas quieren codearse con los mandos intermedios o superiores e interpretar un papel protagonista por encima de sus compañeros de puesto. Pone en duda informaciones que le transmite el jefe de su equipo o en su caso el empleado que lo está formando, si es nuevo y prefiere no hacer caso a ninguno de los dos. Otro detalle que destaco  de este perfil son los beneficios que pretenden obtener en su lugar de trabajo, no centrándose en lo importante, que es el desarrollo de sus tareas.

 

También suele representar varios papeles durante la jornada, a veces va de víctima, se queja de la desinformación que le llega por parte de los encargados, en resumen, quiere desviar la atención hacia él para protagonizar el momento.

 

En este conjunto de trabajadores con esta “cualidad” quiero incluir a los “ayudantes de….” esos compañeros que por ser los asistentes de un alto mando se toman la licencia de mandar, opinar y exigir algo que está fuera de sus responsabilidades. Se creen superiores solo por estar en algún departamento con peso e importante dentro de la organización, su chulería y altivez crean un mal ambiente en la plantilla.

5

Han desarrollado la habilidad saltarse la jerarquía de mando y conseguir privilegios en la realización de tareas a través de la pena y el engaño. Son como duendes que van dando palos para ver que consiguen.

 

Es complicado combatir una conducta así si está muy interiorizada en esa persona, lo que se puede hacer es explicar seriamente los errores que comete y dejar claro que el encargado es su enlace más directo. Ante todo mostrar autoridad y seguridad en las decisiones que se toman, si se da el caso tomar medidas y explicar la situación a los superiores.

Anuncios

Personas que se meten en todo.

      Hay personas que no les importa meterse donde no les llaman y seguro que conoces alguna. Ese tipo de gente irritante, pelota y que siempre busca medallas que colgarse, es un estorbo en el desarrollo de las nuevas ideas. Normalmente el que mete el “hocico” en planes donde no participa lo único que hace es incordiar.

   Esta clase de “gentucilla” el único deseo que les motiva es aparentar, porque ni por formación ni por experiencia pueden aportar en proyectos donde ni siquiera saben de qué van, eso sí, tienen su arsenal de comentarios sin sentido preparados. Es un perfil de empleado que está muy presente en las empresas, sin estudios y poca credibilidad su misión es hacerse ver, aunque sea entorpeciendo el avance en los diseños de las nuevas propuestas o modificaciones de éstas.

2

   ¿Cómo se puede combatir esta gente? es complicado si además tiene el visto bueno de los superiores, porque lo tienen como infiltrado, ya sea en modo chivato o espía para vigilar en qué estado están los nuevos proyectos. ¿Es necesario en una empresa esta figura? pues en mi opinión un rotundo NO, porque lo único que hace es fastidiar con preguntas fuera de lugar, criticas sin sentido y sin aportaciones que valen, es un sueldo poco productivo.

   Una idea para minimizar daños del “metomentodo” es darle algunas tareas de responsabilidad fuera de sus conocimientos, para que coja miedo, algo que le venga muy grande y sea él el máximo responsable, porque al actuar siempre a la sombra de los profesionales los utiliza como escudos y nunca sale perjudicado de los errores, exponerlo en primera línea hará que baje sus ambiciones de notoriedad.

3

   Suele molestar mucho a las personas que empiezan en las empresas, ya sean becarios o de prácticas, lo hace actuando sobre su fachada de “enterado” en cualquier aspecto cuando no sabe nada de lo que se está tratando. Para los nuevos supone una frustración que una persona sin estudios tenga más peso en sus comentarios que los empleados que sí están preparados.

   En fin mucho cuidado con esta clase de persona, puede hacer que se cuestione tu trabajo y profesionalidad, que tus responsabilidades queden en duda y si podrás asumirlas….atentos y no bajar los brazos, saludos.

¿Cómo y cuándo pasar de las palabras a los hechos?

   Los líderes de equipo dirigen a su grupo muchas veces influenciados por su manera de ser: conversador, escuchar, diplomáticos, arrogantes, sobrados, orgullosos, viejas glorias, vendedores de humo, problemáticos, exigentes. Cualquier cualidad que define tu carácter se transmite en cómo vas a dirigir a tu grupo. Desde otro punto de vista, seguro que sabes cuando hay que pasar de las palabras a los hechos, tomar medidas, adoptar decisiones que sean reales.
 1

Cuando…

  Seguro que te das cuenta, ese momento exacto que tienes que cambiar tu forma de actuar, pasar del diálogo a la acción, esa situación se ve venir, porque antes de llegar hay etapas que vas quemando y por las que pasas advirtiendo e informando.
   Si te ocurre con un empleado, la ocasión aparece cuando éste no hace caso a tus recomendaciones y consejos, no atiende a lo que le dices, te torea y pasa de ti. Por tanto debes plantarte y dejarle claro que se acaban las tonterías, que esos privilegios que se cree que tiene no son reales, que es uno más del equipo. Decirlo de otra manera “ponerle las pilas”
2

Como…

   Directa y clara, esas son las claves, sin dudas, que te entiendan a la perfección, que no se puede continuar así.  Ya sea a nivel grupal o individual exigir que no se debe seguir por ese camino, llamar la atención, con un tono duro y autoritario si se da el caso. El objetivo es que te tomen en serio, que sean conscientes de la gravedad de la situación.
   Si el problema es individual exigir un cambio de actitud inmediata, explicando el mal clima que genera con ese comportamiento y sacar un compromiso por parte del empleado para que no vuelva a ocurrir.
  Para acabar, los tiempos los marcas tú, el procedimiento que consideres que es más adecuado, el resultado que buscas es atajar una situación que se puede descontrolar, un comportamiento que puede infectar la estabilidad del grupo.

¿Asistir o no a las comidas de empresa?

      Estamos en días estresantes y con muchos compromisos, cenas y comidas familiares, quedadas con amigos, comidas de empresa, un sinfín de actos que al final agotan. Voy a centrarme en los últimos, cenas o comidas de empresa. Como te adelanté en una publicación anterior, ¿es conveniente ir a una comida de empresa? ¿aguantar al compañero que te hace la vida imposible todo el año? ¿permitirás las gracias de tu jefe cuando en un dia normal no se puede ni hablar con el? y el momento de la exaltación de la “amistad” ¿estás dispuesto a que te digan lo bueno que eres?. Son situaciones que se repiten en una reunión con los compañeros de trabajo, ¿hay que asistir o no a la comida de empresa? si lo haces debes estar dispuesto a padecer ciertas actitudes que en condiciones normales no harías y si no vas, puede que seas el comentario por haber huido de ese compromiso.
2
    La fuerza para sobrellevar estas obligaciones es la actitud con la que te enfrentas, si vas dispuesto a pasárselo bien y no hacer caso de lo que digan lo harás, pero si antes de entrar ya estás mosqueado puede que acabes bastante mal al final del día.
    Tolerar ciertas situaciones en este día dicen mucho de ti, por el bien de los demas, asi el equipo no sufre desgaste a causa de la diferencias que tienes con algún compañero. No aproveches el día para decir cosas que no dirías en un día normal. Por tanto cumple con los compañeros y no generes malos rollo en un día para divertirse entre todos.
    Es complicado pasar el mal rato de la comida pero si lo haces de la mejor manera posible te servirá para resetear todo lo acumulado durante el año y empezar con energía renovada. Si por el contrario no guardas buenos recuerdos de esa reunion te seran un lastre durante un tiempo; comentarios, miradas, actitudes hacia a ti se pueden producir, por ello pasar desapercibido y no generar mal ambiente.
       Para concluir, plantea la comida de empresa como un reto a superar, porque situaciones complicadas con los compañeros en la empresa vas a tener, tómalo como un entrenamiento para cuando vengan los problemas de verdad,
                                                 saludos y felices fiestas

Día de estreno, momento difícil para el empleado.

      Tras la semana extraña a causa del puente se vuelve a la normalidad, por poco tiempo, ya que la fiestas están cerca. He vuelto a mi supermercado habitual para hacer la compra de la semana después de estar cerrado unos días por reforma. Me ha llamado la atención lo que he visto, no como han diseñado el nuevo “super”, que está muy bien, sino por los empleados. Cómo se desenvuelven en su puesto después de un parón y además estar supervisados por gente que no pertenece a esa tienda.

    Para empezar, la visita del alcalde de la localidad no la ha guiado el jefe de tienda habitual (ya que conozco al personal de tanto ir a comprar) sino que ha sido algún jefe de zona, pero el que siempre está allí ni ha aparecido, bueno si, para despedirlos.

   Otra sensación que he captado ha sido el nerviosismo de los empleados, siendo la tienda la que siempre han estado. Ya no se si era por el leve cambio de ubicaciones en productos o porque los clientes no sabían donde estaban algunos productos y preguntaban, normal después de la renovación.

    En la línea de cajas, las cajeras estaban bajo la vigilancia de dos compañeros, externos a ese supermercado, pero de la empresa, para que la fluidez en el cobro a los clientes fuera efectiva. Lo crítico es que en ningún momento han intentado prestar ayuda, sino que, comentaban los errores a la cajera y además transmitían que debían decir a los clientes respecto algunos cambios, en fin mucho estrés. Delegaban el paso de información cuando ellos también pertenecen a la empresa, aunque no estén en su zona habitual. A todo esto le sumo el sistema nuevo de paso por caja en los productos, más complejo, pero sí más informativo para el consumidor.

  Por otro lado, dos trabajadores comentaban las dificultades del sistema para arrancar ese primer día y se alegraban de haber podido solucionar los problemas, saliendo de una situación complicada.

   Como en cualquier estreno hay nervios y agobio, en la mayoría de organizaciones las plantillas están más que preparadas para superar días así, ya que cuentan con experiencia, por el tiempo que llevan en las tiendas. Pero no hace falta aumentar ese malestar incluyendo personal externo a esa tienda, aunque pertenece a la organización, para supervisar, al menos solidaridad y ayuda por el bien del desarrollo de las tareas.

   No hay que entorpecer a los compañeros, aunque sean días decisivos, sino solidarizarse en momentos complicados, porque seguramente, esos “vigilantes” han sido vigilados con anterioridad y si han recibido ayuda, bien agradecidos estarán.

   En resumen, hay que hacer equipo allá donde vayas, aunque no sea tu puesto de trabajo habitual, debes sembrar compromiso y ayuda, para recoger buenas actitudes y implicación. Seas del equipo A o del B eres del mismo conjunto, donde compartes los mismos objetivos, por ello se más solidario en el trabajo, te lo agradecerán.

Relación entre equipos deportivos y grupos de trabajo.

      El fin de semana pasado fue la cena anual del club de mtb que soy socio, una reunión de compañeros que comparten una misma afición, la bicicleta de montaña. Ese día era importante para todos; la primera convivencia de los socios mas nuevos, la entrega de premios de las marchas internas, un buen momento para compartir vivencias de este año. Había caras conocidas y otras no tanto, a veces confundes compañeros porque tienes la costumbre de verlo con la equipación de bicicleta y casco, por tanto cambia su aspecto. Pero en definitiva una jornada para disfrutar.
3
     Lo que me ha llevado a escribir este articulo es los valores que comparten  un club de mtb y los de un equipo de trabajo de cualquier organización. Estos equipos comparten una serie de aspectos que enriquecen la convivencia y el entendimiento entre sus miembros. Estas cualidades son las siguientes:
  • Compañerismo; esencial en cualquier trabajo en equipo y en el club es un valor muy establecido.
  • Competitividad; no falta en ningún club deportivo o grupo de trabajo, buscando la mejora continua, marcando objetivos y ayuda a superar obstáculos.
  • Ayuda: importante en cualquier ámbito de la vida, en este caso clave para crecer como personas y cultivar ese compañerismo antes comentado.
  • Un mismo propósito, disfrutar de lo que se hace en ese momento, por un lado la bicicleta y en las organización el trabajo diario.
  • Solidaridad y respeto, cualidades que define a las personas y que se comparten tanto en un club como en un grupo de trabajo.
   Cada uno de estos factores es complementario con los demás, es decir, que el desarrollo de uno significa el de los otros también avanzan. Otras cualidades que podría destacar desde esta perspectiva sería; la creatividad, la motivación por superarte y por supuesto el liderazgo colectivo, un club
(equipo) unido es una potente máquina preparada para superar dificultades.
    En las carreras es cuando todos estas cualidades se manifiestan, la competitividad entre compañeros pasa a un segundo plano y se convierte en apoyo por quedar delante de los otros clubs, la ayuda imprescindible para seguir el ritmo en carrera cuando no podemos. Por supuesto la solidaridad cuando aparecen los problemas mecánicos, todos unidos con una misma misión, llegar a la meta. Hay algo que no he comentado y no por ello menos importante, compartir las experiencias y conocimientos sobre lo que sea; alimentación, mecánica, técnica, etc, así se aprende y enriquece a la gente.
2
  Al final solo he destacado unas pocas características que comparten un club o equipo de trabajo, pero te he dejado algunas ideas de lo que para mi representa un club y por semejanzas un equipo en el trabajo, no por ser menos importantes, sino porque tienen mas que ver a nivel personal.
  Si eres socio a un club o equipo, el sentimiento de pertenencia lo tendrás muy presente y todos estos valores son lo que te hacen desarrollarte y crecer como persona.

¿Que tipo de relación tienes con los compañeros fuera del trabajo?.

         Ayer fue mi cumpleaños y como es de esperar me llovieron las felicitaciones: amigos, familia y compañeros de trabajo. Todo la gente que te conoce y gracias al facebook 😛 se acuerda de ti jeje.  Te lo digo porque ¿que tipo de relación tienes con los compañeros fuera del trabajo?.
            Desgraciadamente mi trabajo es de temporada (me gustaría que fuera todo el año) y estamos un tiempo parados, no tienen relación con el equipo de trabajo, pero con algunos mantienes el contacto durante ese parón, incluso ha surgido una pequeña amistad gracias a trabajar juntos. Eso si, no te voy a engañar, hay compañeros que prefiero no verlos hasta que volvemos a empezar otra vez, porque es complicado entendernos en el puesto de trabajo, ya sea por el carácter, actitud o personalidad, difícilmente puedes tener una relación fuera de él.

                  REUNIONES INFORMALES

      Hay secciones de mi trabajo que cuando están fuera de campaña suelen verse a menudo, ya sea para almorzar, jugar al baloncesto o irse de comida. Sin embargo, en otros departamentos la gente está deseando tener vacaciones para no ver a más de uno y verse con aquellos que mantiene una mejor trato.
        Por supuesto, hay un encuentro donde se promueve el buen rollo y se hace muy a menudo en España, ésta es la cervecita después de la jornada laboral, es importante para mantener las relaciones vivas en el trabajo y limar asperezas, donde en un tono distendido puedes comentar aspectos del día o simplemente desconectar de la rutina, sin agobios ni presiones.

                 BENEFICIOS DE LA CONVIVENCIA

      La convivencia fuera del trabajo fomenta aspectos como el compañerismo, el sentido común, el diálogo sin tensiones, el entendimiento entre todos, conocer a tus compañeros desde una perspectiva diferente, compartir preocupaciones de la vida diaria, encontrar puntos en común sobre aficiones, hobbies, etc. Estas reuniones informales aportan mucho cuando se está en el entorno laboral, crean unión en el equipo de trabajo.
     Existen empresas donde potencian convivir al personal fuera del entorno laboral de diferentes maneras; a través del deporte, como ligas de empresas o partidos de fin de semana, también la convivencia entre los familiares de los trabajadores es importante, ya que para un empleado un pilar importante en su desarrollo es la familia, si además conocen el ambiente donde trabajas a ti te aporta tranquilidad.
2
    No creo que esta unión que tienes con la gente fuera del trabajo influya en el desarrollo de tus responsabilidades dentro de él, la amistad y el trabajo se deben separar, pero no significa que no puedan ser compatibles. Si tenéis claro el lugar que ocupa cada uno en su puesto laboral este tipo de afinidad fuera del trabajo viene bien, en el sentido de que el equipo será más compacto para solucionar situaciones difíciles, más fácil llegar a un punto de encuentro entre todos, ya que más o menos conoces cómo piensan los demás.
     Puedes entender ciertas actitudes de un compañero porque a lo mejor no está pasando un buen momento en el plano personal. Todo tipo de relaciones personales sanas suman beneficios, al final todos somos personas y tenemos que compartir espacio durante mucho tiempo, la mejor manera es conocerse y entenderse disfrutando del tiempo que estás en contacto.