Etapa difícil: como lo dices a tus empleados.

     A lo largo del año, las ventas, productividad, beneficio son factores que influyen en la dirección de una empresa y con mas motivo si tu producto es estacional, va pasando por altibajos durante meses: en unos tienes picos muy altos, otros apenas se mueve el mercado y en la mayoría de ellos mantienes un equilibrio.
     Por tanto, si analizas puedes sacar una idea clave; de que tu mayor volumen de venta esta centrado en una franja del año muy especifica, donde tus ventas dependen de variables externas: comportamiento del consumidor, tiempo, poder económico, etc. No hay seguridad cuando analizas a las otras empresas de tu sector e incluso a tu competencia, te queda claro que todos están en situaciones parecidas. Es el momento donde empiezan aparecer noticias en los medios de comunicación avisando de la dificultad de la campaña, de la poca venta de esos productos, paros de producciones y envío de gente al paro.
     Es una escalera donde la información va adquiriendo mas importancia a medida que pasa el tiempo, en un principio no te afecta, pero cuando las noticias que se publican guardan relación entre ellas, aparecen declaraciones de empresarios, los economistas aportan su opinión y los presidentes de organismos salen a tranquilizar, es cuando los rumores dentro de la empresa florecen; aquí y aquí explico los dos tipos de rumores a los que se enfrenta una empresa.
images
              Destacar que los trabajadores de las organizaciones donde éstos tienen mucha antigüedad pueden hasta acertar el desarrollo de la campaña sin ser expertos, solamente con la experiencia de los años son capaces de determinar en que momento esta la empresa y por supuesto el sector, pero existe un fallo importante, estas personas que se sienten “gurus” gracias a sus tantos años en la empresa no se fijan en que el sector esta igual, que la competencia esta de la misma manera o peor, solo apuntan un horizonte negro y sin salida. Cuando los “bulos” van cogiendo fuerza es cuando los directivos deben actuar e incluso para que no crezcan, pero una vez detectado el problema se plantea una pregunta muy complicada como jefe operativo o coordinador de sección; ¿como transmito a mis empleados esta complicada situación?.
           Lo que opino es que para esto no hay un manual y tiene que ver mucho con la personalidad de cada uno. Pero está claro es que la información que se transmite debe ser clara y nada confusa, no dar pie a malas interpretaciones y por supuesto a sembrar el caos e inseguridad en la plantilla. No quieras engañar a tus trabajadores presentado un entorno bonito, debes plasmar la realidad, la dificultad por la que se está pasando, pero eso si, sin agravar, sin dramatizar y apelar a la responsabilidad de cada uno en su puesto para dar lo mejor de cada uno y mantener la unidad. Es cierto que la situación del mercado no depende del empleado, pero si que influye en el clima laboral, por tanto, dejar trabajar a los que se encargan de ello y no descentrar de sus tareas, los trabajadores a seguir con una actitud de implicación y entendimiento hacia la dirección y sus departamentos.
          Como líder en una sección conocerás bien a tus empleados, una razón de peso para saber como comunicar el estado de la empresa. Si detectas de donde vienen las mayores dudas, hablas con el empleado para tranquilizarlo o explicarle con mas detalles lo que está ocurriendo. Si tu tienes seguridad y fe en lo que se está haciendo tus trabajadores serán el altavoz de cara a otros departamentos. Esta actitud es la que debes de fomentar y el trabajador se sentirá respaldado, tendrá una mayor confianza en los superiores.
          Es complicado manejar un entorno donde todo no son buenas noticias, la idea principal es que se está trabajando todo lo posible por superar los obstáculos y las dificultades, no engañes al personal, explica la dureza de la situación y pide ayuda, que todos participen desde su puesto de trabajo a una mejora del ambiente laboral. Lo peor que se puede hacer es responsabilizar a elementos externos de las circunstancias, no hay que excusarse, ya sabemos que no es problema nuestro. Sumar no restar, se cuenta con una plantilla experimentada (en la mayoría de organizaciones) e implicada en su trabajo, aprovecha los atributos que te da tu personal.
Anuncios

Fin de Agosto y volvemos… nuevas ideas y temas que tratar.

            Después de dos semanas sin publicar y recopilando ideas para escribir, voy a retomar la actividad como antes, preparar un articulo por semana. Tras estos días, que ha pasado de todo, quiero resaltar lo mas grave, como son los atentados en Barcelona y Cambrils (17 Agosto), para llegar a realizar acciones como estas injustificadas, estas personas han sufrido un cambio radical, han dejado de ser humanos para convertirse en animales por un momento.
          Valoraciones aparte, hay un cambio producido por ésta tragedia y es la relación que tenemos entre nosotros, el comportamiento ha sido alterado. Se ha manifestado mucha solidaridad, al igual que condena y repulsa por estos actos. Ayuda entre todos en los momentos mas difíciles, muestras de ánimo y apoyo a las victimas como a sus familiares. Reconocimiento al trabajo de los cuerpos de seguridad. En resumen, unas actitudes y maneras de actuar que teníamos olvidados, porque nos hemos vuelto egoístas y salvo en situaciones muy complicadas no sabemos demostrar esa calidad humana que nos caracteriza.
         Esta aparente unión entre todos, cuando las cosas no van bien, ha sido aprovechada por algunos e ignorada por otros, porque en el fondo, todos nos movemos por intereses, pero utilizar este tipo de tragedias para un beneficio, sea el que sea, es lo mas bajo que se puede caer.
          Volviendo a lo que te comentaba al principio, tengo algunas ideas interesantes sobre artículos que voy a redactar; el próximo tratará sobre la delgada linea que existe entre la amistad y el trabajo, de no saber separarla puede provocar problemas, o por el contrario dejarla muy clara perderemos algún amigo o conocido.
descarga
      Por otro lado, hay una serie de artículos que me centro mas en el desarrollo personal en el trabajo, como afectan situaciones que pasan en tu entorno y a la capacidad para realizar las tareas. La capacidad física y psicológica que tienes para superar y adaptarte a nuevas situaciones, manejar momentos concretos y ser resolutivo.
 
          No te entretengo mas para que acabes relajado los últimos días de agosto y te invito, con las fuerzas a tope, a que nos leamos una vez por semana, para compartir experiencias y aprender de la gente, porque siempre hay quien nos enseña cuando acaba el día,
                                                                      Saludos.

Maneras y formas de llamar la atención a un empleado….

      Casi seguro que alguna vez te han llamado la atención por tu trabajo, de algún modo es positivo que si no estás haciendo tus tareas bien es que te rectifiquen, para mejorar. Pero ¿lo han hecho como esperabas? ¿Te han echado la bronca delante de todos? ¿Te han puesto en evidencia delante de tus compañeros? ¿Los motivos por los que te llaman la atención no los entiendes? ¿No comprendes porque a ti y no a otro?. Esta serie de preguntas te planteas cuando has fallado y te llaman la atención. No me voy a centrar en cómo te sientes cuando fallas, pero si en las formas de darte el “toque”, hay muchas maneras de recriminar un comportamiento a un empleado y si son las adecuadas aceptaras esas rectificaciones y no te quedarás con mal sabor.

   Como jefe de equipo o líder, dar una bronca o avisar a un trabajador que lo está haciendo mal, no son situaciones fáciles, según el motivo, comprender al empleado y su comportamiento, hay que plantearlo de una forma u otra: si es por comportamiento debemos ser más “psicólogos” y si es por un fallo de realización de tareas o tipo trabajo, enfocarlo desde un procesamiento más “racional”.

images

  Cuando una conducta no es la adecuada, hay que cambiarla, por el bien de los compañeros, es complicado explicar que comportamiento es el apropiado, pero lo que está claro es que al empleado debes tratarlo como persona, siempre pensando cómo te gustaría que te lo dijeran a ti. En este momento, sí que tienes que mostrar seriedad y transmitir ideas claras, con las rectificaciones oportunas, huye de los reproches, que te explique porqué actúa de esa manera y entre los dos llegar a un punto donde os entendéis. Pienso que echar una bronca desestabiliza al trabajador, a veces es inevitable, pero si puedes hazlo de manera sutil y con elegancia. El resultado es que al compañero le quede claro que va por el camino equivocado y cuáles son los pasos que dar para cambiar.

  Si la conversación es para reprochar un fallo, poner la atención sobre una equivocación, tener sentido común a la hora de transmitir el mensaje será clave. Si no sabes porque ha pasado, debes preguntar, que el trabajador de sus argumentos para hacerte una idea de la situación, porque ha ocurrido y a partir de ahí buscar alternativas para que no vuelva a pasar. Desde un nivel más global hasta el individual, hacer comprender la importancia de que el trabajo se haga correctamente y la responsabilidad de cada empleado con las tareas que realiza es vital para el funcionamiento correcto del equipo. En un tono dialogante, alternando los turnos de palabra, que no sea un monólogo por tu parte, sino estará deseando que acabes para marcharse y no habrá captado el mensaje. Apelando al sentido común, plantear los inconvenientes que provocan un error y las consecuencias.

    Visualizar el tipo de llamada de atención que vamos a llevar a cabo hará que no dudes, estás hablando con un compañero, no alguien ajeno, lo volverás a ver al día siguiente y trabajáis juntos, por ello mucho cuidado con lo que dices y cómo lo dices. Son situaciones tensas, hay que quitarles eso, sí darles importancia, pero los detalles son los que diferencian de cómo se captará el mensaje. Nunca te pongas a dar una bronca delante de los demás, si el fallo es individual, eso hace muy pequeño a la persona, que se siente menor. No chilles, mantén la educación y respeto mutuo. Al final el resultado que se busca es de sacar un compromiso de mejora y responsabilidad, sin alterar mucho las rutinas de trabajo.

  Que opinas de las maneras de hablar con un empleado para cambiar su comportamiento. Has pasado por esta situación ¿me la cuentas?.

Consecuencias de un agobio en el trabajo sin que todavía haya llegado…

      Si para realizar tu trabajo depende de la cantidad que te llega, estas en una cadena, hay picos de mucho trabajo y otros de no tanto, es decir, que no hay una continuidad, es difícil planificarse, pero si a esa complicación le añades tus posibles agobios, inseguridad y falta de soluciones para problemas u obstáculos que todavía no han llegado, se plantea una situación muy difícil. Después de diseñar un planning del día, te sirve de guía y como tal puedes modificar según momentos o circunstancias, adecuar para el mejor rendimiento del equipo de trabajo y equilibrar la realización de tareas.

    Tú como responsable de sección no puedes dudar, ni mostrar nervios, porque eso se contagia, es inevitable el estrés, pero no hagas más difícil la situación creando dudas sobre lo que todavía no ha pasado, situaciones no previstas. También es un error compartir ese malestar, no puedes estar trasladando esos nervios y falta de organización a las secciones que dependen de ti o que están a tu lado, en gente no preparada para estos puestos a la mínima complicación saltan los problemas. Vale que tengas que organizarte, pedir ayuda cuando hace falta, no antes, porque si no rompes la rutina de trabajo de los demás.

images (1)

     Esta actitud influye en tu equipo, creando confusión y agotamiento, porque no tienen su trabajo organizado, van de un lado a otro, dejando tareas por hacer y no acaban por terminar ninguna. Esto provoca en el trabajador una sensación de no saber dónde está ni lo que está haciendo, solo espera que sea la hora de acabar para irse. Y en un clima de estrés los comportamientos cambian sino se está preparado, infecta a otras secciones o partes de la organización, por tanto la productividad está comprometida.

     Si tienes las cualidades que un líder no debe tener, debes cambiarlas, serenidad, comprensión, diálogo son importantes. Contar con la opinión de tu equipo es clave, porque gracias al trabajo rutinario que hacen puedes optimizar en tiempo y eficiencia. Hacerles partícipes en cada área de trabajo que ellos son responsables, buscando mejoras en los procesos. Que tú seas el timón del barco pero ellos son la maquinaria.

      Con una capacidad resolutiva inmediata, los inconvenientes los superas, ideas claras y anticipación, todo en conjunto para que el rendimiento del equipo sea efectivo. Si no estás en tu mejor momento de ese dia minimiza las consecuencias, no aportes negatividad, no muestres estar perdido, apóyate en personal de tu confianza para salir adelante.

¿Porque criticamos el trabajo de un compañero sin conocer el desarrollo de sus tareas?

        En un equipo de trabajo has tenido envidia alguna vez del trabajo que desarrolla algún compañero, seguramente has pensado “que bien esta en su puesto y que fácil lo hace”. Que tiene una tranquilidad enorme y tu no paras de trabajar. Piensas que el esta sobrevalorado por las tareas que hace. Si cobramos lo mismo, porque el hace menos que yo. Alguno de estos pensamientos te vienen a la cabeza, es inevitable en un equipo de trabajo, pero que pasa cuando por circunstancias se hacen rotaciones, ese trabajo que hace tu compañero y criticas te toca hacerlo a ti, no parece tan fácil  pues no se esta tan tranquilo. En nuestra manera de pensar y llevarla al mundo laboral tenemos la manía de hacer juicios antes de conocer como se desarrolla la rutina en un puesto de trabajo. Algunas características que destacar:
  • Una vez que has cambiado de puesto te das cuenta que las responsabilidades aumentan y con ello el trabajo mental, esto supone una carga de estrés que no te habías dado cuenta.
  • La dificultad en algunas tareas es otro inconveniente que no se dejaba ver, mas complejas y complicadas.
  • El estrés y presión por tener todos los materiales controlados y preparados para su consumo.
  • El cansancio mental que supone ordenar toda la mercancía que entra de una manera adecuada.
En definitiva que no podemos criticar a compañeros de equipo sin conocer de primera mano los problemas a los que se enfrenta en una jornada laboral. Es muy fácil tirar de comentarios que no aportan nada, solo que confusión y mal ambiente. Alguna vez se sienten como saco de boxeo que todo el mundo pone en el punto de mira. Debes valorar a cada integrante de una sección en que aporta a la eficiencia de ese equipo, porque cada persona no contribuye en lo mismo, pero no por ello trabaje meno
Creo que alguna vez has caído en esta dinámica de comentarios hacia los compañeros, ¿me puedes contar tu experiencia?¿que opinión tienes?