Características de la información que le das a tus empleados para el desarrollo de su trabajo.

    ¿Cómo transmites el trabajo que hay que realizar a tus empleados? ¿de que manera comunicas las tareas a tu plantilla? si alguien tiene dudas sobre lo que tiene hacer ¿como se pone en contacto con el líder o jefe?. Estas preguntas que se plantean sobre las maneras de comunicar la información a nuestros trabajadores, se deben responder sin dudas, en una misma línea comunicativa, con seriedad y rigor. De manera directa y por los canales adecuados. Algunas de las características que debe tener esta comunicación y formas de transmitirla son las siguientes:
  • Veracidad: la información que le das a tus compañeros siempre debe ser la real, nada de supuestos o “puede pasar”, “me han comentado”, debes decir lo que te ha llegado a ti, sin malinterpretar y con la mayor objetividad posible. La confusión y los comentarios negativos tardan poco en saltar sino se mantiene una comunicación seria. En este punto, si eres jefe de equipo o líder de grupo, si no te fías de la información que te han dado a ti, no la transmitas tal cual, porque estás engañando a tu personal y más tarde se enteran de la verdad. Por ello, intenta hablar con las fuentes de donde sale esos comunicados u órdenes e intenta aclarar los temas para dejarlo claro a tu gente.
  • Fluidez: en las reuniones de primera hora se realiza una puesta en común de asuntos rutinarios y valoraciones, a ella normalmente asisten jefes de departamento o directivos, siempre y cuando las reuniones sean productivas considero que esos temas que se tratan deben trasladarse a los empleados de la organización lo antes posible, que no pasen días sin que la plantilla sepa esta información. Está claro que habrá temas de vital importancia donde la plantilla no tiene porqué estar al tanto, pero la información debe ser fluida, que no se sufre atascos porque podría aparecer el desconcierto.
     Dejo para mas adelante un articulo que me acaba de surgir a raíz de este punto, ¿que filtros utiliza una organización para saber qué información traslada a los trabajadores y cuál no?.
images (2)
     Para mi estas dos características de la comunicación entre líder y su equipo son importantes, no obstante, hay muchas otros factores que participan que influyen en las interacciones entre empleados, pero he querido resaltar estas dos.
      La información debe ir de una manera transversal, de arriba a abajo en la jerarquía y entre departamentos, pero de abajo arriba también, si un empleado tiene dudas o ideas que se tienen que tener en cuenta la fluidez y veracidad son importantes para que se estudie esa información. Porque no es la primera vez que pasa que un compañero tiene una idea de mejora de cualquier tipo y la traslada a sus superiores, éstos no hacen caso y después vienen las consecuencias.
     Transmitir la información lo más objetivamente posible hace que la comprensión sea total, no se generan dudas y a través de canales adecuados. Opino que diciendo las cosas a la cara se gana feedback. Cuando estas reunido con tu gente y trasladas algún tipo de información, fijándote en sus reacciones puedes comprender su implicación, preocupación, interés, etc, por el asunto que se esta tratando. A esto se le llama comunicación kinésica, que básicamente son gestos expresivos de nuestra cara, movimientos corporales ante algo o alguien.
    En resumen, si tienes claro el tipo de información que tienes que transmitir las maneras de hacerlo que sean lo más acorde con tu personalidad, todo lo objetivamente posible, lo más real que puedas, sin rodeos, aclarar las dudas y participa en el intercambio de opiniones.
 
Anuncios

Vacaciones que no te esperas.

       ¿Qué sensación tienes cuando todo tu entorno está deseando tener vacaciones?, creo que agobia un poco que todos estén con la misma canción. Pero ¿que pasa cuando te fuerzan a coger unos días de descanso? ya no se piensa igual. Es un sabor agridulce, está claro que a todos nos gusta estar de vacaciones, que sean para descansar, que no vengan por problemas en la producción, índices en las ventas o cualquier otro motivo que nos haga parar a la fuerza. Eso significa que algo no va bien. Se ha planificado mal o los objetivos no se han cumplido, las expectativas no han salido correctamente, muchas razones por las que puedes tener un parón en tu trabajo sin darte cuenta.
          A mi personalmente me gusta trabajar, porque como la gran mayoría hay que llegar a final de mes. Otra de las razones es que me siento muy útil haciendo el trabajo que hago, me lo paso bien en mi puesto. Por eso no entiendo a las personas que quieren irse de forma inesperada porque están quemados, cansados o saturados.
580fa2dc72ed0_crop
          Con esta actitud por parte de los trabajadores se instala un ambiente raro en la empresa; incertidumbre, miedo, pasotismo, tensión, frustración son algunos factores que se pueden detectar. Intentaré hacer una clasificación del tipo de personas que me encuentro dentro de un entorno así:
  • Primero están las personas que desean irse nada más empezar y repiten la misma canción durante todo la campaña laboral, aquellas que no aportan nada y solo crean desasosiego, tienen una desgana instalada en su actitud. Se dedican de ir de un lado a otro predicando su idea para causar la mayor confusión posible. Curiosamente son personas que llevan mucho tiempo en la empresa, pero que llegada una edad no les importa nada o no tienen preocupaciones si se van de vacaciones, más tiempo libre para hacer lo que quieran. Quiero destacar que esta clase de trabajador son los que cuando los llaman por una urgencia en la empresa en periodo vacacional ponen pegas porque tienen que ir, ah eso sí, si no los llamas se quejan de porque no has contado con ellos, en definitiva, “ni comen ni dejan comer.”

 

  • Después están las que les da igual todo, si hay que irse se van, si hay que quedarse pues bien, su preocupación es que los dejen tranquilos, día que trabajan uno más que cobran. Normalmente son empleados que tienen asumido que no pueden hacer nada para cambiar la situación. Son el blanco de los comentarios de los compañeros del anterior apartado, los que sufren el cansancio y pesadez de escuchar siempre lo mismo, pero que no bajan su rendimiento productivo pese a tener que aguantar actitudes negativas a su alrededor.

 

  • Y por último los que se preocupan por todo, porque no tienen otro trabajo, la situación personal es complicada y necesitan trabajar o simplemente les gusta lo que hacen en esa empresa. Normalmente el perfil de estos trabajadores suelen ser jóvenes, con una media de años en la empresa considerable como para saber qué está pasando. Sensible a la situación de la organización se sienten especialmente implicados con la empresa, haciendo todo lo posible por la mejora de ésta y cuando se les necesita no dudan en acudir, aunque a muchas veces no son bien valorados, sufren (desaprovechados por parte de la empresa) unas expectativas equivocadas.

 

Cualquier perfil de persona nos podemos encontrar ante la situación de irse al paro, no trabajar durante un tiempo por obligación. Ante todo mantener la calma y desarrollar las tareas de la mejor manera posible. Intenta aportar a la empresa no restar, al final tu estado depende de cómo gestiones personalmente esta etapa complicada que te ha tocado sufrir.

Trabajar bajo estrés y presión.

       Durante el año o en la jornada laboral de 8 horas se producen picos de trabajo, donde te cuesta mantener el ritmo para realizar las tareas. Tienes la sensación de que no llegas hacer todo lo que te propones, es cuando en ese momento surgen los agobios y se presenta el estrés. Los nervios afloran, no te permiten seguir y si lo haces, es con dificultad, aparece la inseguridad, el mal humor se hace presente, entras en una espiral que no lleva a un buen final.
     Te voy a comentar las sensaciones por las que pasas cuando estas agobiado por la gran cantidad de trabajo. Momentos en los cuales es esencial mantener la calma. Como debes responder a situaciones críticas, tanto en tareas como tu relación con los compañeros.
     En todos los equipos de trabajo es complicado mantener el equilibrio en la designación de tareas a cada miembro, unos pueden tener más y otros menos. Alguno será más rápido y otro no tanto, al final esto influye en la estabilidad del grupo y su capacidad de superar momentos difíciles. Estos momentos se caracterizan por:
  • Nervios: aparecen cuando no se llega a los objetivos, no se consigue la productividad o la entrega en la fecha prevista. Antes de que salgan hay anticiparse a esos momentos y diseñar un sistema que permita su gestión y control.

 

  • Responsabilidad: en situaciones de mucho trabajo, la responsabilidad de cada acción es más relevante, hay que asumir los errores y llegar a un punto de unión para evitarlos. El líder de equipo debe asumir la responsabilidad total del conjunto para que sus trabajadores ganan en tranquilidad y así quitar de preocupaciones.

 

  • Seguridad en el trabajo: importante aspecto. En situaciones de agobio, con tal de llegar a realizar los trabajos pendientes, perdemos el sentido común en algún momento. Haces tareas poniendo en riesgo tu integridad física y corriendo riesgos que no llevan a nada, porque el único perjudicado serás tú. Por tanto, seguridad ante todo.

 

  • Trabajo en equipo: las relaciones durante momentos que se complican se tensan.“Si tu no haces esto yo no hago lo otro”,  “eso no es mi trabajo”, son frases que alguna vez has oído. Lo único que hacen es romper la unión del conjunto, es lo peor que puede pasar. Un equipo de trabajo que en momentos complicados no sabe apoyarse unos a otros, está condenado a fracasar. Sin embargo otro que sepa gestionar el trabajo bajo presión, saldrá más reforzado y unido.
images (1)
           En las empresas estas situaciones se repiten a menudo, por la presión que se ejerce sobre los trabajadores para llegar a completar los trabajos pendientes. Si no eres una gran multinacional y tu rendimiento depende del trabajo diario, no puedes bajar los brazos. Ante este panorama, saber actuar de un modo correcto influye, pero es más importante tener un sistema de actuación, no escrito, para superar el estrés y todo lo que perjudica a la plantilla. Cabe destacar que si los mandos están a la altura y tienen experiencia en la gestión de personal no será difícil conseguir los objetivos.

Personas sin alma…..

    En el mundo de las organizaciones hay que renovarse continuamente, las empresas siempre quieren estar en primera linea. En esta tormenta de decisiones y toma de medidas surgen una serie de personajes que no ayudan al desarrollo empresarial, pero son perfiles creados por las propias empresas. Seguro que conoces a alguien que resulta ser una persona toxica para ti o tu entorno, o una persona desmotivada y negativa, o personas que venden humos prometiendo de todo, por supuesto personas poco preparadas que se creen dioses.
    Lo que no había visto hasta ahora es un perfil algo extraño de identificar, porque siempre he creído en la integridad de las personas, no creo que nadie se malo hasta que demuestre que lo es en base a hechos o acciones.Pero si que esta aflorando un tipo de personas que llamaría “personas sin alma”, me explico, porque este termino tiene mucho que decir desde donde se interprete, me refiero a personas que no les importa en ningún momento los demás, siempre hablando desde el punto de vista empresarial, es decir gente que hace daño a los compañeros con sus comentarios, acciones o decisiones, sin importarle el resultado, personas si se puede llamar sin conciencia, pero que están en ese puesto elegidos por la empresa.
descarga
    La gente así esta a las ordenes de las altas esferas, no tiene ningún tipo de implicación emocional, aguanta de todo: broncas, cabreos, desplantes e incluso gritos, e incluso como puede ser faltas de respeto o educación ya seria inaguantable, por eso también me compadezco de ellos porque están en una posición muy difícil. Por eso su personalidad se ha forjado a base de golpes y le piden resultados aplicando las mismas tácticas y formas.
  Juegan mucho con la psicología inversa o dañina, buscan hacer sentir mal al otro de cualquier manera, en vez de ser un punto de apoyo para sus compañeros. Presionan hasta ahogar, piden explicaciones donde no las hay y justificaciones imposibles de entender, ah eso si, no les plantes cara porque sino te califican de protestón o rebelde. Creo que este tipo de personas la relación que mantienen con sus empleados no es bidirecciónal, es una dictadura en cubierta, al servicio de algún alto cargo. No existe ningún tipo de feedback con quien tiene relación y siempre lo que busca es salvarse uno mismo de las posibles responsabilidades. Se encuentran cómodos en climas laborales adversos, con tensión, estrés y dificultades, que es donde mas se dan a conocer. La empresas eligen a estas personas con dos objetivos claros: intentar que según que empleados cambien de actitud o por otro lado que abandonen la organización.
     Quiero pensar que en el fondo de su personalidad les afecta la manera con la que plantean su trabajo, porque sino que tipo de gente así puede tener familia e hijos. Así pues en algún momento se verán afectados y cuando llegan a la empresa solo interpretan un papel. Como poder intentar comprenderlos o llegar a tener una relación mas o menos buena, a través de la comprensión, entendimiento y nunca desistir, siendo fuertes en nuestras ideas, responsabilidades y creyendo siempre en desarrollar de la mejor manera nuestro trabajo. Es un camino largo y duro pero no rendirse. En cierta ocasión un jefe me dijo una frase de estas que se te queda “hasta el diamante mas duro a base de golpes de rompe”, sin comentarios.
    Quitar esa protección o armadura tras la que se esconde sera nuestra tarea, ver la persona que hay detrás mas que nuestro superior. Posición firme, fuerte y si llega el caso plantear la situación a otros altos cargos.
   De verdad hace falta un perfil de este tipo en las empresas, no seria mas fácil ser mas dialogante, ponerse en situación contraria, a partir de ahí buscar alternativas y solucionar problemas.

Todo puede acabar en un momento.

  Esta semana se ha incendiado un edificio en la calle de al lado de mi casa, sin incidentes serios, nada mas que los daños materiales. En el local de al lado donde se produjo el incendio hay un negocio de pollos asados y tengo amistad con el jefe, “el empresario” le llamo, un tío joven, con ganas de trabajar, un luchador. No le importa descansar, ya que abre todos los días, dice que ahora lo que toca es “currar”, tiene una actitud que valoro mucho cuando se trata de un joven emprendedor. Tras el incendio en el primero que pensé fue en él, si había tenido daños en el asador y como se encontraba. El domingo fui a verlo, todavía tenia el susto en el cuerpo y por lo que pude hablar con él, vio muy cerca el final de lo que tanto le esta costando levantar, su negocio. Te cuento toda esta historia para que valores lo que tienes, lo que has conseguido y lo que te queda por hacer, en el momento que menos te esperas puede dar todo la vuelta. Me pongo en la piel de “el empresario” y te surgen una serie de reflexiones en la que antes no pensabas, que son las siguientes:

  • Valoras lo que tienes: cuando día a día estas en primera linea no valoras lo que estas consiguiendo  solo piensas en el esfuerzo y trabajo que desarrollas, el sacrifico que haces por levantar la persiana del local cada día y de lamentarte por no tener una cosa mejor. Hasta que pasa una desgracia como ésta y el final ha estado cerca, es cuando cambias totalmente de perspectiva, das mucha importancia a todo lo que estas haciendo y te sientes un privilegiado por tener esa oportunidad de desarrollar tu trabajo.
  • Fuerzas para seguir adelante: no tienes tiempo para caer y pensar en lo que habría pasado si….., toca centrarse, focalizar todas tus fuerzas en seguir trabando duro para llevar el negocio hacia arriba.
  • Como te planteas el futuro: ya no seguirás rutina, que se te hace cada vez mas pesada, si fuera yo, pensaría en como mejorar y aumentar la calidad del servicio a los clientes, que este hipotético final que no llego sea un punto de inflexión para mejorar aquellas áreas en las que estoy mas flojo: cambio de menús, ampliar la oferta, promociones, etc.
  • Mas humano: supongo que después de una experiencia así te vuelve mas sensible, mas humano, crees que porque te tiene que pasar a ti, pero sin embargo tienes una segunda oportunidad. Cuando eres niño dicen que te pareces a una esponja, que absorbes conocimientos, curiosidades, interés por lo que te rodea, si eres una persona que esta dispuesta a crecer, eso debes volver a potenciarlo, aprender, observar, analizar, tratar con las personas.
      Para acabar quiero que valores lo que estas haciendo, que las situaciones imprevistas surgen, las superarás, pero es importante en que estado quedas una vez pasado el mal trago. La capacidad de recuperación es esencial, para poder hacer frente a lo que tiene que venir, porque el tren no para. No te rindas, valora siempre lo que consigues, aunque sea poca cosa, para ti es un logro.
      ¿Que opinión tienes sobre esto que te he contado?¿has pasado por un mal trago y te has recuperado?¿como lo has hecho?

Te cambian de puesto de trabajo, sales de la zona de confort laboral, y ahora que?

     Cuando llevas tiempo en una empresa o por el contrario entraste hace poco, es inevitable hacerte con unas ideas de avanzar, expectativas de mejora en tu puesto. Pero cuando por circunstancias cambias de lugar, esa seguridad que tenias se vuelve en dudas, miedo y agobio. Empiezas a sentir una serie de sensaciones que no estas acostumbrado, te encuentras fuera de la zona de confort, de tu zona cómoda laboral, no te asustes, porque en el momento te adaptes podrás desarrollar tus tareas con facilidad. Pasas por un proceso, nada cómodo, duro y constante pero con un resultado.
    Es un tema que tiene mucho de que hablar, desde varios puntos de vista, me centraré en el cambio de puesto con tareas similares a las que hacías  pero si este cambio es de departamento, delegación es mas complejo y con mas detalles que tener en cuenta.
images (1)
    Lo peor que hay en los puestos de trabajo es que las rutinas dicten tu jornada, en las cadenas de montaje es inevitable que sea así  pero no en otros sitios donde están acostumbrados a improvisar o solucionar problemas sobre la marcha.
  Como te comente antes, el agobio y miedo estarán contigo durante los primeros días,  después la cabeza te ira a mil pensando en la mejor manera de desarrollar tus nuevas tareas, nuevas responsabilidades y te entraran dudas, eso es bueno, en mi opinión,  porque hace que te centres mas en cada tarea, que pongas el 100% de ti para superar los obstáculos. 
     Hay que tener en cuenta también la presión que asumes por querer hacerlo bien o al menos defenderte como tus compañeros, eso supone una carga de estrés mayor, lo que te puede llevar a fallar, pero es normal, de los fallos se aprende y se mejora, analizando como ha pasado y corregir para que no te vuelva a ocurrir. Se trata de coger unas nuevas rutinas e interiorizarlas (como apunto antes, en una cadena de producción). Primero estarás desubicado, descentrado y la situación te desborda, pasas de organizarte tú el trabajo a tener que estar con mucha vista para que no te pille, cambias de poner tu el ritmo a que te lo impongan, dependes de mas gente, por supuesto esto supone que te marean mas y encontraras mas dificultades para cumplir tu trabajo.
    Una vez acabado el tiempo de cambio en otro puesto o la rotación, los primeros días en el puesto que has tenido siempre te encuentras raro, te cuesta organizar mentalmente tus tareas, tienes pocas seguridad en la maquina que llevas, vas siempre detrás del trabajo, de un lado a otro, desorganizado y poco atento. Intenta que los nervios se calmen y poco a poco hazte con tus antiguos hábitos, trabaja con planificación y seguridad, ves adquiriendo las tareas que dejaste y seguro que no tardaras mucho en hacerlas con soltura.
     Como puedes leer, al final es una prueba para ti, los obstáculos te los pones tu, los problemas te los generas tu, porque si tu crees en ti, confías en tus capacidades, cualquier cambio no supone un problema, mas que el tiempo que tardes en adaptarte. Tener seguridad en ti mismo es una cualidad para conseguir llegar a la meta, mejorar cada día que sea una misión.

La importancia del departamento de I+D+I.

      Las empresas viven en una constante carrera de fondo en el desarrollo e innovación de productos y servicios nuevos, buscan ideas que se ajusten lo más posible a satisfacer la necesidad del consumidor. Para obtener buenos resultados, los productos deben amoldarse a los perfiles de los clientes y que preferencias de consumo tienen. Para ello hay en la mayoría de organizaciones un departamento de I+D+I, donde se perfilan los productos a las necesidade más específicas y realizan multitud de tareas en esta dirección. Este departamento debe tener una comunicación fluida y directa entre los demás, aquellos  que participan en la creación de nuevos productos.
     Pero qué ocurre si se trabaja sin una demanda clara, si no sabes que quiere el cliente, no haces test en el mercado, no tienes identificados los perfiles de gente, no controlas las novedades de la competencia, no conoces las variaciones del mercado, no sabes anticiparte a la demanda y no puedes captar las tendencias o nuevos movimientos, estás haciendo un trabajo que no sirven para nada.
descarga
     Cada proyecto nuevo es un posible producto nuevo al mercado, en mi opinión se debe plantearse así y ajustarse lo más posible a demandas específicas, saber cual es tu público objetivo para cada clase, no por grupos, a partir de aquí trabajar con mucha antelación, investigar caracteristicas, especificaciones y atributos posibles. Pero si gastas recursos, haces pruebas tarde y lo más importante, pierdes tiempo ¿es eficaz? no creo, es un generador de problemas. Porque aumenta la desesperación, estrés y tensión, te das cuenta que tu competencia va más rápido y te adelanta en esa carrera.
    Por ello trazar un plan es importante, tener las prioridades bien definidas:
  • Objetivos que vas a cubrir.
  • Que demanda vas a satisfacer.
  • Mejorar los procesos.
  • Potenciar la creación de ideas.
  • Búsqueda de alternativas.
  • Planificación.
  • Calendario.
  • Ejecución: valoración de resultados.
  • Prueba/error.
    Los consumidores están muy bien informados o sobreinformados en la actualidad, impactos publicitarios en cada segundo, mucha competencia en cualquier mercado, productos bien definidos y focalizados a un público objetivo muy determinado. Han surgido demandas y necesidades que antes no existían por la falta de información, modas en el consumo de alimentos, en definitiva, que para estar en primera línea la atención es primordial a  los movimientos y el departamento de I+D+I tiene que hacer un trabajo brillante para conseguir objetivos, porque con resultados mediocres no se llegara al gran público y no tendrás resultados.