Críticas a las ayudas fuera de tu departamento.

          Para tratar el tema de esta semana antes te tengo que poner en situación. En el último partido de la selección italiana de fútbol, su gran portero Gianluigi Buffon anunció su retirada de ella, hasta aquí todo normal. Pero la polémica saltó cuando el árbitro del encuentro se quiso hacer una foto con el guardameta, los comentarios en los medios no tardaron en llegar. Compañeros y excompañeros del árbitro, delegados, directivos, presidentes de organismos futbolísticos etc, declararon su opinión y entre ellas criticaban su actitud, no estaba todo el mundo de acuerdo con la acción que hizo el árbitro.
       ¿Te suena esta situación?¿has pasado por algo parecido? ¿te han llegado críticas porque has ayudado o te has “relacionado” con otro departamento?. Se duda de su actitud y compromiso de esos compañeros que hacen favores a otras secciones. Para mi es extraño que ser cuestionado por prestar ayuda, es decir, que en definitiva somos todos empleados de una misma organización y con su progreso supone tranquilidad para los trabajadores.
 1
   Cuando estas ideas se sitúan en el ambiente sobre un empleado que presta sus servicios en otro sitio donde no pertenece, dudamos de su responsabilidad, la primera idea que nos viene es que es un “pelota”, que si ahora lo hace él nos tocará hacerlo a los demás, en resumen, críticas al comportamiento de este trabajador.
   Pero no caemos en la cuenta que estas acciones sirven para compenetrarse con otras secciones, complementar trabajo con los demás compañeros. Sirve para facilitar el desarrollo de las tareas cuando llegan los momentos de agobio y nervios y por supuesto la cooperación en aportar soluciones.
    Cada empleado es diferente, su personalidad define sus actitudes en el momento de desarrollar sus tareas y esa actitud proactiva supone un plus en los equipos de trabajo. Entenderse entre secciones produce una mayor cohesión como organización, aumenta la productividad, por supuesto genera mejoras, porque cada uno puede aportar acciones creativas desde puntos de vista diferentes.
 3
    Alguna vez he oído que una fábrica es una máquina compuesta de engranajes, que una empresa que trabaja en la producción en cadena está diseñada por muchos eslabones. Por tanto, este tipo de actitudes sirven para unir secciones con diferentes faenas, pero que suman en el resultado final.
   Si se detecta el rechazo por parte del equipo a estas ayudas, el líder debe atajar el problema en su inicio, porque creará un malestar que no es positivo para el progreso de la sección.
Anuncios

Características de la comunicación para llegar a entenderse.

        He vuelto a la universidad por poco tiempo , se ve de otra manera las relaciones entre los que allí conviven, por supuesto entre los propios alumnos, pero entre estudiantes y profesores es para destacar. No hace mucho, en el mundo universitario los profesores pretendían estar en un escalón más arriba del alumno, (aunque no todos) por conocimientos, experiencia o lo que sea para situarse por encima. Pero el alumno no se quedaba atrás, también quería mostrar su ego y ambición queriendo agradar al profesor. Con el tiempo esto ha cambiado, aunque sigue habiendo “especímenes” de lo dos tipos que recorren los aularios.
   Estuve sentado al lado de donde se improvisó una tutoría, había mucha cordialidad entre profesor y alumno, incluso “colegeo” en algún momento (supongo que no será con todos igual), pero me alegro que por un momento se pusieran al misma altura para poder llegar a ponerse de acuerdo sobre tema que estaban tratando, buscaron un entendimiento, valoraron las opciones, analizaron las ventajas e inconvenientes y al final llegaron al mismo punto.
   Una de los detalles que me resultó extraño fue que hablaban el mismo lenguaje, en el sentido de que en ningún momento parecían alumno y profesor sino dos personas manteniendo una conversación sobre algo. Sin verlos no era capaz de adivinar cual era cada uno por su manera de expresarse, fue una charla entre dos amigos.
       De ese instante recuerdo que hubo mucho compromiso por las dos partes, ninguno quería imponer los argumentos al otro sino que el alumno propone y el profesor decide. Si al alumno no le venía bien la decisión, pues el profesor se prestaba a darle alternativas. Dentro del tema que hablaban (que no entendía nada ya que era de ingeniería) el profesor guiaba al alumno sobre como hacer los ejercicios, qué formas podría usar y éste comentaba sobre las propuestas. Al final el profesor sacó una serie de obligaciones que el alumno tenía que cumplir para realizar la tarea. El estudiante se fue convencido de haber sacado algo beneficioso de la tutoría.
     De esta historia puedo sacar varias ideas aplicadas a la relación entre empleados, mandos intermedios o equipos de trabajo, son las siguientes:
  • El diálogo es importante entre dos partes y más aún en el ámbito laboral, donde muchos factores influyen sino hay fluidez en la comunicación.
  • La actitud por llegar a un punto en común para un beneficio mutuo y ganar tiempo.
  • No estar en una posición autoritaria sin querer ceder y exigir al mismo tiempo.
  • Tratar de la misma manera a cualquier persona, sin indiferencia, no tener en cuenta el cargo o posición que tiene.
  Voy acabando, debes de poner algo de tu parte para sacar beneficio del otro. Mantenerse en una posición dura no te da ninguna ventaja. Estas cualidades no son todas, por supuesto, identifica las tuyas y aprovechalas.

Mandos intermedios: maltratados e ignorados.

      Uno de los puestos mas complicados en las organizaciones corresponde a los mandos intermedios (lideres de equipo, coordinadores de grupo, etc), reciben y transmiten ordenes, ademas de estar pendiente de su personal. Están situados en la linea de fuego, tanto por arriba en la cadena de mando, como por abajo como enlace con los trabajadores. Su preparación tiene que ser adecuada, que se adapte con su carácter, ya que su perfil debe ser de mediador, muy dialogante y comprometido con la gente que está a su cargo, a su vez obedece ordenes de arriba y da explicaciones de su departamento.
3
     En el puesto  que ocupan estas personas suelen recibir quejas de todos y poco reconocimiento a su trabajo. Es el blanco de los problemas, por arriba le piden que los resuelva y por abajo le exigen soluciones, así que se encuentra en tierra de nadie, sin mas apoyo que su destreza y conocimiento de las rutinas de trabajo, como también su experiencia. Por ello, elegir a alguien sin conocimiento en este tipo de cargo supone un riesgo de que no este a la altura de las responsabilidades que le son asignadas.
    En mi opinión  una persona adecuada para que desarrolle estas funciones es aquella que lleva unos años en la empresa, tiene conocimiento de las maneras de trabajar, conoce con detalle al personal de los departamentos, se desenvuelve bien en momentos de presión  se puede anticipar a los problemas. Gracias a que sabe por donde se mueve es un valor seguro cuando hay que pedir favores, por supuesto esta implicado en la organización, tiene un punto de vista crítico a la vez que resolutivo en las reuniones, en resumen una persona que se siente parte de la empresa y quiere contribuir a su desarrollo.
4
      Pero por otro lado, no son comprendidos cuando piden mejoras y aportan ideas, pero a su vez le exigen resultados. Ignorados en el momento que traslada las demandas de sus empleados, pero eso si, presionados para pedir el máximo rendimiento a su gente y el aporte de soluciones.
     ¿Puede ser el mando intermedio amigo de sus trabajadores? Si sabe separar entre amistad y trabajo no creo que suponga ningún problema. Cuando tenga la necesidad de pedir algún favor para resolver cualquier problema, podrá contar con su gente gracias a ese lazo emocional que los une. Al igual que si un empleado le pide ayuda, no dudará en solucionarlo si está en su mano.
    Por tanto, los encargados, coordinadores o jefes de sección son personas poco valoradas y muy exigidas. Aunque parezcan el saco de boxeo de toda la escala de mando son imprescindibles ya que la ultima orden a la plantilla la dan ellos y ellos son lo que captan el sentir de los empleado. Es un puesto poco tenido en cuenta pero muy importante en la jerarquía de cualquier organización

Características de la información que le das a tus empleados para el desarrollo de su trabajo.

    ¿Cómo transmites el trabajo que hay que realizar a tus empleados? ¿de que manera comunicas las tareas a tu plantilla? si alguien tiene dudas sobre lo que tiene hacer ¿como se pone en contacto con el líder o jefe?. Estas preguntas que se plantean sobre las maneras de comunicar la información a nuestros trabajadores, se deben responder sin dudas, en una misma línea comunicativa, con seriedad y rigor. De manera directa y por los canales adecuados. Algunas de las características que debe tener esta comunicación y formas de transmitirla son las siguientes:
  • Veracidad: la información que le das a tus compañeros siempre debe ser la real, nada de supuestos o “puede pasar”, “me han comentado”, debes decir lo que te ha llegado a ti, sin malinterpretar y con la mayor objetividad posible. La confusión y los comentarios negativos tardan poco en saltar sino se mantiene una comunicación seria. En este punto, si eres jefe de equipo o líder de grupo, si no te fías de la información que te han dado a ti, no la transmitas tal cual, porque estás engañando a tu personal y más tarde se enteran de la verdad. Por ello, intenta hablar con las fuentes de donde sale esos comunicados u órdenes e intenta aclarar los temas para dejarlo claro a tu gente.
  • Fluidez: en las reuniones de primera hora se realiza una puesta en común de asuntos rutinarios y valoraciones, a ella normalmente asisten jefes de departamento o directivos, siempre y cuando las reuniones sean productivas considero que esos temas que se tratan deben trasladarse a los empleados de la organización lo antes posible, que no pasen días sin que la plantilla sepa esta información. Está claro que habrá temas de vital importancia donde la plantilla no tiene porqué estar al tanto, pero la información debe ser fluida, que no se sufre atascos porque podría aparecer el desconcierto.
     Dejo para mas adelante un articulo que me acaba de surgir a raíz de este punto, ¿que filtros utiliza una organización para saber qué información traslada a los trabajadores y cuál no?.
images (2)
     Para mi estas dos características de la comunicación entre líder y su equipo son importantes, no obstante, hay muchas otros factores que participan que influyen en las interacciones entre empleados, pero he querido resaltar estas dos.
      La información debe ir de una manera transversal, de arriba a abajo en la jerarquía y entre departamentos, pero de abajo arriba también, si un empleado tiene dudas o ideas que se tienen que tener en cuenta la fluidez y veracidad son importantes para que se estudie esa información. Porque no es la primera vez que pasa que un compañero tiene una idea de mejora de cualquier tipo y la traslada a sus superiores, éstos no hacen caso y después vienen las consecuencias.
     Transmitir la información lo más objetivamente posible hace que la comprensión sea total, no se generan dudas y a través de canales adecuados. Opino que diciendo las cosas a la cara se gana feedback. Cuando estas reunido con tu gente y trasladas algún tipo de información, fijándote en sus reacciones puedes comprender su implicación, preocupación, interés, etc, por el asunto que se esta tratando. A esto se le llama comunicación kinésica, que básicamente son gestos expresivos de nuestra cara, movimientos corporales ante algo o alguien.
    En resumen, si tienes claro el tipo de información que tienes que transmitir las maneras de hacerlo que sean lo más acorde con tu personalidad, todo lo objetivamente posible, lo más real que puedas, sin rodeos, aclarar las dudas y participa en el intercambio de opiniones.
 

Vacaciones que no te esperas.

       ¿Qué sensación tienes cuando todo tu entorno está deseando tener vacaciones?, creo que agobia un poco que todos estén con la misma canción. Pero ¿que pasa cuando te fuerzan a coger unos días de descanso? ya no se piensa igual. Es un sabor agridulce, está claro que a todos nos gusta estar de vacaciones, que sean para descansar, que no vengan por problemas en la producción, índices en las ventas o cualquier otro motivo que nos haga parar a la fuerza. Eso significa que algo no va bien. Se ha planificado mal o los objetivos no se han cumplido, las expectativas no han salido correctamente, muchas razones por las que puedes tener un parón en tu trabajo sin darte cuenta.
          A mi personalmente me gusta trabajar, porque como la gran mayoría hay que llegar a final de mes. Otra de las razones es que me siento muy útil haciendo el trabajo que hago, me lo paso bien en mi puesto. Por eso no entiendo a las personas que quieren irse de forma inesperada porque están quemados, cansados o saturados.
580fa2dc72ed0_crop
          Con esta actitud por parte de los trabajadores se instala un ambiente raro en la empresa; incertidumbre, miedo, pasotismo, tensión, frustración son algunos factores que se pueden detectar. Intentaré hacer una clasificación del tipo de personas que me encuentro dentro de un entorno así:
  • Primero están las personas que desean irse nada más empezar y repiten la misma canción durante todo la campaña laboral, aquellas que no aportan nada y solo crean desasosiego, tienen una desgana instalada en su actitud. Se dedican de ir de un lado a otro predicando su idea para causar la mayor confusión posible. Curiosamente son personas que llevan mucho tiempo en la empresa, pero que llegada una edad no les importa nada o no tienen preocupaciones si se van de vacaciones, más tiempo libre para hacer lo que quieran. Quiero destacar que esta clase de trabajador son los que cuando los llaman por una urgencia en la empresa en periodo vacacional ponen pegas porque tienen que ir, ah eso sí, si no los llamas se quejan de porque no has contado con ellos, en definitiva, “ni comen ni dejan comer.”

 

  • Después están las que les da igual todo, si hay que irse se van, si hay que quedarse pues bien, su preocupación es que los dejen tranquilos, día que trabajan uno más que cobran. Normalmente son empleados que tienen asumido que no pueden hacer nada para cambiar la situación. Son el blanco de los comentarios de los compañeros del anterior apartado, los que sufren el cansancio y pesadez de escuchar siempre lo mismo, pero que no bajan su rendimiento productivo pese a tener que aguantar actitudes negativas a su alrededor.

 

  • Y por último los que se preocupan por todo, porque no tienen otro trabajo, la situación personal es complicada y necesitan trabajar o simplemente les gusta lo que hacen en esa empresa. Normalmente el perfil de estos trabajadores suelen ser jóvenes, con una media de años en la empresa considerable como para saber qué está pasando. Sensible a la situación de la organización se sienten especialmente implicados con la empresa, haciendo todo lo posible por la mejora de ésta y cuando se les necesita no dudan en acudir, aunque a muchas veces no son bien valorados, sufren (desaprovechados por parte de la empresa) unas expectativas equivocadas.

 

Cualquier perfil de persona nos podemos encontrar ante la situación de irse al paro, no trabajar durante un tiempo por obligación. Ante todo mantener la calma y desarrollar las tareas de la mejor manera posible. Intenta aportar a la empresa no restar, al final tu estado depende de cómo gestiones personalmente esta etapa complicada que te ha tocado sufrir.

Trabajar bajo estrés y presión.

       Durante el año o en la jornada laboral de 8 horas se producen picos de trabajo, donde te cuesta mantener el ritmo para realizar las tareas. Tienes la sensación de que no llegas hacer todo lo que te propones, es cuando en ese momento surgen los agobios y se presenta el estrés. Los nervios afloran, no te permiten seguir y si lo haces, es con dificultad, aparece la inseguridad, el mal humor se hace presente, entras en una espiral que no lleva a un buen final.
     Te voy a comentar las sensaciones por las que pasas cuando estas agobiado por la gran cantidad de trabajo. Momentos en los cuales es esencial mantener la calma. Como debes responder a situaciones críticas, tanto en tareas como tu relación con los compañeros.
     En todos los equipos de trabajo es complicado mantener el equilibrio en la designación de tareas a cada miembro, unos pueden tener más y otros menos. Alguno será más rápido y otro no tanto, al final esto influye en la estabilidad del grupo y su capacidad de superar momentos difíciles. Estos momentos se caracterizan por:
  • Nervios: aparecen cuando no se llega a los objetivos, no se consigue la productividad o la entrega en la fecha prevista. Antes de que salgan hay anticiparse a esos momentos y diseñar un sistema que permita su gestión y control.

 

  • Responsabilidad: en situaciones de mucho trabajo, la responsabilidad de cada acción es más relevante, hay que asumir los errores y llegar a un punto de unión para evitarlos. El líder de equipo debe asumir la responsabilidad total del conjunto para que sus trabajadores ganan en tranquilidad y así quitar de preocupaciones.

 

  • Seguridad en el trabajo: importante aspecto. En situaciones de agobio, con tal de llegar a realizar los trabajos pendientes, perdemos el sentido común en algún momento. Haces tareas poniendo en riesgo tu integridad física y corriendo riesgos que no llevan a nada, porque el único perjudicado serás tú. Por tanto, seguridad ante todo.

 

  • Trabajo en equipo: las relaciones durante momentos que se complican se tensan.“Si tu no haces esto yo no hago lo otro”,  “eso no es mi trabajo”, son frases que alguna vez has oído. Lo único que hacen es romper la unión del conjunto, es lo peor que puede pasar. Un equipo de trabajo que en momentos complicados no sabe apoyarse unos a otros, está condenado a fracasar. Sin embargo otro que sepa gestionar el trabajo bajo presión, saldrá más reforzado y unido.
images (1)
           En las empresas estas situaciones se repiten a menudo, por la presión que se ejerce sobre los trabajadores para llegar a completar los trabajos pendientes. Si no eres una gran multinacional y tu rendimiento depende del trabajo diario, no puedes bajar los brazos. Ante este panorama, saber actuar de un modo correcto influye, pero es más importante tener un sistema de actuación, no escrito, para superar el estrés y todo lo que perjudica a la plantilla. Cabe destacar que si los mandos están a la altura y tienen experiencia en la gestión de personal no será difícil conseguir los objetivos.

Personas sin alma…..

    En el mundo de las organizaciones hay que renovarse continuamente, las empresas siempre quieren estar en primera linea. En esta tormenta de decisiones y toma de medidas surgen una serie de personajes que no ayudan al desarrollo empresarial, pero son perfiles creados por las propias empresas. Seguro que conoces a alguien que resulta ser una persona toxica para ti o tu entorno, o una persona desmotivada y negativa, o personas que venden humos prometiendo de todo, por supuesto personas poco preparadas que se creen dioses.
    Lo que no había visto hasta ahora es un perfil algo extraño de identificar, porque siempre he creído en la integridad de las personas, no creo que nadie se malo hasta que demuestre que lo es en base a hechos o acciones.Pero si que esta aflorando un tipo de personas que llamaría “personas sin alma”, me explico, porque este termino tiene mucho que decir desde donde se interprete, me refiero a personas que no les importa en ningún momento los demás, siempre hablando desde el punto de vista empresarial, es decir gente que hace daño a los compañeros con sus comentarios, acciones o decisiones, sin importarle el resultado, personas si se puede llamar sin conciencia, pero que están en ese puesto elegidos por la empresa.
descarga
    La gente así esta a las ordenes de las altas esferas, no tiene ningún tipo de implicación emocional, aguanta de todo: broncas, cabreos, desplantes e incluso gritos, e incluso como puede ser faltas de respeto o educación ya seria inaguantable, por eso también me compadezco de ellos porque están en una posición muy difícil. Por eso su personalidad se ha forjado a base de golpes y le piden resultados aplicando las mismas tácticas y formas.
  Juegan mucho con la psicología inversa o dañina, buscan hacer sentir mal al otro de cualquier manera, en vez de ser un punto de apoyo para sus compañeros. Presionan hasta ahogar, piden explicaciones donde no las hay y justificaciones imposibles de entender, ah eso si, no les plantes cara porque sino te califican de protestón o rebelde. Creo que este tipo de personas la relación que mantienen con sus empleados no es bidirecciónal, es una dictadura en cubierta, al servicio de algún alto cargo. No existe ningún tipo de feedback con quien tiene relación y siempre lo que busca es salvarse uno mismo de las posibles responsabilidades. Se encuentran cómodos en climas laborales adversos, con tensión, estrés y dificultades, que es donde mas se dan a conocer. La empresas eligen a estas personas con dos objetivos claros: intentar que según que empleados cambien de actitud o por otro lado que abandonen la organización.
     Quiero pensar que en el fondo de su personalidad les afecta la manera con la que plantean su trabajo, porque sino que tipo de gente así puede tener familia e hijos. Así pues en algún momento se verán afectados y cuando llegan a la empresa solo interpretan un papel. Como poder intentar comprenderlos o llegar a tener una relación mas o menos buena, a través de la comprensión, entendimiento y nunca desistir, siendo fuertes en nuestras ideas, responsabilidades y creyendo siempre en desarrollar de la mejor manera nuestro trabajo. Es un camino largo y duro pero no rendirse. En cierta ocasión un jefe me dijo una frase de estas que se te queda “hasta el diamante mas duro a base de golpes de rompe”, sin comentarios.
    Quitar esa protección o armadura tras la que se esconde sera nuestra tarea, ver la persona que hay detrás mas que nuestro superior. Posición firme, fuerte y si llega el caso plantear la situación a otros altos cargos.
   De verdad hace falta un perfil de este tipo en las empresas, no seria mas fácil ser mas dialogante, ponerse en situación contraria, a partir de ahí buscar alternativas y solucionar problemas.