Personas simpáticas o antipáticas, secas o estiradas.

     ¿Te resulta familiar alguno de los adjetivos del titulo? ¿los has escuchado en una conversación?. Casi con seguridad al menos uno de ellos te lo han dicho alguna vez. Calificar o en este caso descalificar rompe el clima de trabajo, se vuelve confuso y enrarecido. Pero, suponiendo que vas al trabajo con buena actitud y con una predisposición a poder desarrollar tu trabajo correctamente, ¿has sido antipático, te has mostrado seco o cortante?. Te puedo asegurar a que si, admito que durante la jornada laboral es complicado tener la sonrisa en la boca, ya sea por la cantidad de trabajo, que requiere concentración, o por el trabajo repetitivo que haces. Esta actitud tan adversa también sale cuando el ritmo se vuelve agobiante y estresante. Otra pregunta que me hago ¿al trabajo vas a hacer amigos, agradar o simplemente a trabajar?. Hay una delgada linea entre compañeros de “curro” y amigos, por tanto esa linea se confunde entre amistad y trabajo, pero este tema lo dejo para un próximo articulo.
    El trato con mucha gente durante tu jornada laboral a veces es agotador, si ademas eres comercial, representante o estas delante al público en un negocio donde supuestamente tienes que estar con la sonrisa en la cara todo el día, es muy difícil conseguirlo, aunque aquellos que viven con pasión lo que hacen no les supone gran esfuerzo, cuando nadie les mira han tenido algún momento de rabia contenida.
descarga
  La relación con varias personas a lo largo del día  con intereses diferentes y peticiones de todo tipo, hace que no tengas claridad de como atenderlos. Puede que pierdas la paciencia, pero siempre con respeto y educación. Tengo que decir que ellos no tienen la culpa de tus cabreo o rabietas. Es inevitable tener uno de esas situaciones en las que te vuelves un “borde” y todo se nubla a tu alrededor. Lo que puedes hacer es identificar cuando estas actuando de esa manera y minimizar las repercusiones, aunque las circunstancias no ayuden, ese momento malo pase lo mas rápido que puedas, paraaa¡¡¡ vuelve a coger aire, respira y ordena tus pensamientos.
   Si te pasa con  un cliente delante, pide un momento, sal a por un vaso de agua, levántate y si tienes que ausentarte unos minutos, ves donde quieras: al baño, a la terraza, que esperas una llamada, cualquier motivo que te haga desaparecer para pasar ese momento de “mala leche” que te ha venido.
    En mi caso el goteo de gente pidiendo lo mismo y contestándoles de la misma manera se convierte en automático,  unas veces con mas alegría, otras con menos, en alguna ocasión hago que nos los veo, falta de educación, podría ser, lo admito, prefiero irme que no decirlo con malas formas, no todo el mundo tenemos una gran paciencia. A veces no hace falta que diga algo, solo con que me vean la cara ya saben lo que pienso.
     Parece que están en una carrera de relevos, se ponen de acuerdo para pedirte lo mismo cada 5 minutos. Lo has explicado 6 veces y todavía siguen sin entenderlo, a todo esto te entorpecen en el desarrollo de tus tareas y provocan que te retrases.
    Todo esto se relaciona con el tipo de personalidad que tienes, o la que adoptas en tu trabajo. Si eres dialogante tienes mas capacidad para aguantar, si por el contrario te irritas con facilidad te costará mucho superar este tipo de situaciones. Los nervios no ayudan, así que tómalo con filosofía  intenta no caer muy a menudo en este tipo de circunstancias, si hay que pedir una disculpa, hazlo. Que no te desvíen de tu camino para realizar un buen trabajo.

Somos personas pero desconocidos…. entre nosotros

         Intento escribir este articulo con un mareo considerable por el vértigo que tengo, pero tengo que compartir los pensamientos que me vienen tras el susto que pase hace unos días. Te pongo en situación, venia de dar una vuelta con la bicicleta y empece a encontrarme mal, mareado y visión borrosa, tuve que parar como pude, apartándome en la acera para sentarme en un banco. Mi estado fue a peor, con vómitos y el mareo iba en aumento, gracias que vino la ambulancia y me llevaron a urgencias. Ya casi recuperado, el recuerdo que se me queda no es el mal momento que pase, sino la poca humanidad que tenemos (que alguna vez he tenido) cuando vemos a personas en mal estado.
       Mientras estaba agachado y apenas podía levantar la cabeza por el mareo, me daba cuenta que pasaba gente (personas) por mi lado sin apenas hacerme caso, tenia la bicicleta en la acera, iba con la ropa de ciclismo, en definitiva que se notaba que necesitaba ayuda, pues ni así. Pude intuir que pasaron tres personas corriendo, una mas paseando al perro y lo mas grave una mama y su carrito, que prefirieron bajar por la carretera antes de preguntar como estaba.
images
    Entonces, llego a varias reflexiones: ¿que nos ha pasado?, ¿hemos perdido eso que nos caracteriza, “la humanidad”?, para que tantos canales para poder relacionarse, para que potenciar las relaciones entre los demás si cuando alguien necesita ayuda no la damos. Nos hemos vuelto tan egoístas que resulta extraño interesarse por el estado de los demás. Somos tan fríos que no queremos que nos afecte el malestar del otro.
descarga
            Me quedé muy defraudado con estas personas, conmigo mismo, porque no me explico este comportamiento en una sociedad que se “vende” tan bien la ayuda, o esta bien visto prestar ayuda, pero eso si, cuando te vean, para compartir, demostrar, lo que se llama “postureo”, aparentar. Si después en una situación por la calle a un indigente, borracho o cualquier persona que lo necesite no se le hace caso, falta de concienciar.
      Tanta frivolidad nos envuelve que nos venda los ojos de la realidad, ¿tan de plástico parecemos?, somos humanos, personas, con emociones y sentimientos, ¿donde están?, supongo que muy al fondo de nuestro ser. Ser emocional es una debilidad, no creo, pero si lo perdemos que nos queda. Aunque no seamos conocidos, no te hayas visto ninguna vez, pero compartimos algo, todos tenemos algo en común  somos muchos, unos mejores otros no tanto, sino tenemos claro nuestras prioridades, mal planteamiento, vamos a sufrir cuando todo sea al revés.
           Esta situación puede describirse en cualquier aspecto y en las empresas se vive muy a menudo, un equipo unido, que se presta ayuda mutuamente superará los obstáculos con facilidad y saldrá reforzado. No querer estar el uno por encima del otro es una idea que tiene que interiorizarse, todos somos uno y cuando alguien necesite ayuda, se debe prestar, de cualquier modo, ya sea laboral o emocional.
           Si no hay apoyo de los unos con los otros mal vamos para superar las dificultades de esta vida, no debemos rendir cuentas, ni señalar si yo he dado y tu no. Sentirse arropado da la sensación de seguridad y confianza,  las cuales te empuja a hacer muchas cosas.
      Para concluir,  ya te comentado como me siento, más que un bajón físico es anímico y emocional, porque que te fallen las personas es duro, en mi caso fue un susto sin importancia, pero que pasa cuando la situación es más crítica, el resultado sino se presta la ayuda necesaria puede ser peor.

Todo puede acabar en un momento.

  Esta semana se ha incendiado un edificio en la calle de al lado de mi casa, sin incidentes serios, nada mas que los daños materiales. En el local de al lado donde se produjo el incendio hay un negocio de pollos asados y tengo amistad con el jefe, “el empresario” le llamo, un tío joven, con ganas de trabajar, un luchador. No le importa descansar, ya que abre todos los días, dice que ahora lo que toca es “currar”, tiene una actitud que valoro mucho cuando se trata de un joven emprendedor. Tras el incendio en el primero que pensé fue en él, si había tenido daños en el asador y como se encontraba. El domingo fui a verlo, todavía tenia el susto en el cuerpo y por lo que pude hablar con él, vio muy cerca el final de lo que tanto le esta costando levantar, su negocio. Te cuento toda esta historia para que valores lo que tienes, lo que has conseguido y lo que te queda por hacer, en el momento que menos te esperas puede dar todo la vuelta. Me pongo en la piel de “el empresario” y te surgen una serie de reflexiones en la que antes no pensabas, que son las siguientes:

  • Valoras lo que tienes: cuando día a día estas en primera linea no valoras lo que estas consiguiendo  solo piensas en el esfuerzo y trabajo que desarrollas, el sacrifico que haces por levantar la persiana del local cada día y de lamentarte por no tener una cosa mejor. Hasta que pasa una desgracia como ésta y el final ha estado cerca, es cuando cambias totalmente de perspectiva, das mucha importancia a todo lo que estas haciendo y te sientes un privilegiado por tener esa oportunidad de desarrollar tu trabajo.
  • Fuerzas para seguir adelante: no tienes tiempo para caer y pensar en lo que habría pasado si….., toca centrarse, focalizar todas tus fuerzas en seguir trabando duro para llevar el negocio hacia arriba.
  • Como te planteas el futuro: ya no seguirás rutina, que se te hace cada vez mas pesada, si fuera yo, pensaría en como mejorar y aumentar la calidad del servicio a los clientes, que este hipotético final que no llego sea un punto de inflexión para mejorar aquellas áreas en las que estoy mas flojo: cambio de menús, ampliar la oferta, promociones, etc.
  • Mas humano: supongo que después de una experiencia así te vuelve mas sensible, mas humano, crees que porque te tiene que pasar a ti, pero sin embargo tienes una segunda oportunidad. Cuando eres niño dicen que te pareces a una esponja, que absorbes conocimientos, curiosidades, interés por lo que te rodea, si eres una persona que esta dispuesta a crecer, eso debes volver a potenciarlo, aprender, observar, analizar, tratar con las personas.
      Para acabar quiero que valores lo que estas haciendo, que las situaciones imprevistas surgen, las superarás, pero es importante en que estado quedas una vez pasado el mal trago. La capacidad de recuperación es esencial, para poder hacer frente a lo que tiene que venir, porque el tren no para. No te rindas, valora siempre lo que consigues, aunque sea poca cosa, para ti es un logro.
      ¿Que opinión tienes sobre esto que te he contado?¿has pasado por un mal trago y te has recuperado?¿como lo has hecho?

Es el buen camino….

    Te voy hacer participe de unas cuantas dudas que tengo sobre la dirección que esta tomando este blog. En un principio era para aclarar ciertos aspectos de la comunicación en varios niveles: empresarial, personal o entre organizaciones. Pero poco a poco a ido tomando un camino algo diferente. Ya no hablo de la relación comunicación-personas o comunicación-empresas, sino que intento redactar con un sentido común aquellos temas que tienen interés, no tanto desde una perspectiva comunicativa, pero si desde el punto de vista de alguien, como puedes ser tu, que se interesa de como funcionan las cosas, porque van así y si se puede mejorar aquello que tiene margen para hacerlo.
     Los temas sobre los que escribo pueden pasar en cualquier organización  seguro que los ves a diario, y me surgen muchas preguntas. ¿porque no mejorar ciertas cosas? potenciar o castigar actitudes, denunciar comportamientos injustos, valorar el sacrificio e implicación de trabajadores, en definitiva, la actualidad de cualquier empresa de este país.
        No se si es el camino correcto, pero te pido un poco de colaboración si crees que debo plantear otros temas o que enfocarlos de otra manera: desde el punto de vista de la comunicación, el trabajo en equipo desde las personas, etc. Intento escribir desde un punto objetivo, pero si a veces no me pongo en situación que describo es difícil aportar ideas y plantear argumentos.
       Por eso no se si estoy describiendo con realidad lo que pasa en las empresas, pero es la realidad que yo siento, veo en los medios y vivo. Es una manera de darnos cuenta cuanto trabajo hay por hacer, mas allá de balances, inversiones, promedios o estadísticas  Primeramente vamos a trabajar para las personas y con las personas, porque cada una tiene un potencia para destacar.
    Espero tus valoraciones sin ningún tipo de compromiso, tu colaboración sirve para mejorar y centrarme mas en lo que es verdaderamente importante, gracias.

Puestos de responsabilidad para gente no preparada.

         Empieza una semana un poco extraña, con la celebración de la Semana Santa, mientras unos están de vacaciones otros trabajan media semana y algunos pocos trabajan todos los festivos, ¿qué te toca hacer a ti? Pero no por esto te voy a dejar de contar algo. En el artículo anterior intentaba explicar que pensamientos tenemos cuando opinamos sobre el trabajo de los demás y por circunstancias te toca hacerlo a ti. Pero qué pasa cuando ves a compañeros, en puestos de responsabilidad haciendo tareas para la que no son preparados, ya sea por formación, experiencia o simplemente están ahí por enchufismo.

    ¿Tus críticas son justificadas?, pensar así es por la implicación que tienes en la empresa y ves que esos mandos intermedios no lo hacen. Estas injusticias en el trabajo no van a cambiar a corto plazo o de momento, que ganamos con comentarlo, creo que descargar impotencia, pero debes tener claro que si quieres avanzar en el organigrama de la empresa no es la mejor actitud, pero no deja que te moleste. A todos nos gustaría que los demás trabajen o tuvieran la perspectiva como la tuya o la mía, pero eso es imposible, cada uno tiene una forma de hacer las tareas. Lo que está claro es la falta de seriedad y profesionalidad en algunos trabajadores, que no es extraño, tienen puestos importantes, cuando debería ser al contrario, mayor participación en la organización ya que tienen empleados a su cargo.

descarga (1)

         Los comportamientos que se detectan en estos individuos son muy variados, unas veces justificados, pero mucho más injustificados:

  • Actitud de risa y pasotismo, cuando hay un problemas no se toman en serio la gravedad de éstos, no va con ellos, simplemente están en el recreo del colegio, charlando con sus colegas y de risas, mientras a su alrededor hay gente preocupada por solucionar los errores y buscar alternativas.
  • Demostración de poder sin sentido, cuando preguntan sin saber para que como va esto o lo otro, como “elefante en una “cacharreria”, entran sin saber para qué sirve una cosa o que se está haciendo, aquí es fundamental el interés que pones en tu trabajo.
  • Nunca saben nada, a estos les llamo “toreros” siempre tienen una contestación para evadirse o pasarle el “marrón al de al lado”, no asumen responsabilidades ni riesgos, se sitúan en su trono de falsa superación para parecer intocables.
  • No lideran, se nota cuando están rodeados de gente preparada y con formación que están fuera de lugar, por los gestos no entienden de lo que se habla por tanto no aportan, sólo entorpecen. Tampoco pretendas que te ayuden porque no saben cómo.
  • No son humanos, no son personas, gestionan desde el interés más absoluto, buscando el reconocimiento fácil, agradar a los superiores, en ningún momento se ponen en la situación del trabajador.
  • Poco les importa la situación global de la empresa y sus trabajadores, porque no miran por ella, sino por ellos mismos, de conservar su puesto de trabajo y su estatus.
  • No tienen intención de aprender e implicarse por superarse a sí mismo, al menos en aportar o interesarse como se hacen las cosas, van a su puesto cumplen su jornada y a casa. Esas personas para mi están vacías al final del día, porque si piensan al menos un poco, que cosas productivas han hecho durante el día.

      Es muy frustrante tener personal de este perfil en la empresa, el desarrollo normal de la empresa se ve ralentizado, más despacio y obstáculos. Los trabajadores de perfil totalmente contrarios pueden sentirse poco valorados y desaprovechados al ver que este tipo de gente toma más importancia en la actividad de la organización. Si todo esto lo estás viviendo, solo te puedo decir que seas responsable con tu trabajo, que cada día intentes superarte aunque te ponga muchos problemas, hazte oír, implicándote, participando, al menos que al final del día te vayas a casa con la tranquilidad de haber hecho lo que has podido de la mejor manera posible.

    Has visto algún comportamiento que no te ha gustado en tu empresa, me lo cuentas, ¿qué opinas sobre este tema?

Como mantener la unidad en un equipo de trabajo.

     La unidad en un equipo de trabajo es importante porque influye en el rendimiento de las personas, productividad en las tareas y en el clima que se crispa, no quiero decir que seamos amigos o “chupipandi” y todo de lujo, o después del trabajo vayamos a tomar unas cervezas, que puede ser, pero que al menos en la jornada laboral mantener un mínimo compromiso con los compañeros, aunque haya personas difíciles o complicadas que desestabilicen el ambiente. Pero que pasa cuando un miembro de la plantilla genera un conflicto por el echo de pedir su derecho sobre a espaldas de los demás y la situación se complica cuando se toman medidas que afectan a todos.
     Se ha iniciado una guerra en cubierta, saltan chispas entre los compañeros, piques entre unos y otros, el resultado es que el ambiente se vuelve raro, las relaciones se tensan en referencia a los miembros, pero también afecta a nivel conjunto: bajo rendimiento, tareas sin hacer y mal humor. En este momento surgen una serie de sensaciones que te lleva a desconcentrarte, que son:
descarga
  • El ánimo esta tocado, porque desconfías de la gente, de tus compañeros, superiores, de todo el mundo, porque has sido el objetivo injusto de las críticas.
  • Si tu empresa está en una situación donde se aplican recortes, aumenta la dificultad de desarrollar tu trabajo por la falta de personal, empeora cuando no existe una buena actitud.
  • Las medidas que se toman ni se explican, ni se dice el motivo por el que se hacen y lo que es peor la formas fallan. Duele mucho que te impongan una medida o regla fallando las maneras.
  • Tu implicación esta perjudicada por el trato recibido porque no han contado contigo para al menos pedir tu opinión, buscar una alternativa.
  En definitiva es un estado complicado de llevar, pero mas allá de todos estos problemas y circunstancias ten claro la responsabilidad que recae en ti sobre tu trabajo, de como hacerlos, cumplir las tareas y por supuesto superar las dificultades. Si se toman medidas habrá que acatarlas, si tienes la oportunidad expresar tu malestar y desacuerdo, hazlo. No des motivos para que cuestionen tu actitud, comportamiento e implicación con la empresa. Con el paso del tiempo las tensiones bajan, aunque queda un mal gusto que es difícil de quitar, solo sera un mal momento que recordar.
     Conoces alguna situación parecida, ¿me la cuentas?¿que opinas sobre el tema?¿eres de los que protesta o acata ordenes, no sin antes pedir aclaraciones?

Como plantear una situación con menos personal de trabajo.

      Aunque el gobierno diga que la situación ha mejorado, que hay mas empleo y  menos parados, parece que no es así, es un debate en el que no voy a entrar. Lo que si esta claro que las empresas han tenido que optimizar los recursos, tanto de personal como en inversiones. Si una empresa no es productiva no es viable. El modo en el que esta diseñado el sistema, las organizaciones deben tener unas ganancias un porcentaje mayor cada ejercicio, es decir que aumente su beneficio año tras año. Si surgen complicaciones y ese año no hay beneficio entonces es cuando saltan las alarmas, recortes, minimizar costes, regularizar presupuestos, revisión a las inversiones, en definitiva, toca “abrocharse el cinturón”.
images
      Teniendo este panorama hay muchas empresas que sobreviven gracias a controlar los gastos al mínimo, pero estos recortes perjudican en muchos aspectos a la empresa. Me voy a centrar en una especialmente importante, que son los trabajadores; cuando las cosas van mal, sobran empleados, que son el eslabón mas débil, el trabajador de base, el que hace que la productividad aumente, el que gracias a él la cadena de montaje no se rompe. Muchas veces estos trabajadores tienen que seguir con los mismos porcentajes de productividad con menos personal, cumplir las fechas con menos gente, sacar el trabajo de forma eficiente con menos efectivos y no se ve recompensado. Lo que crea este entorno es una serie de efectos en la plantilla, que en mi opinión son los siguientes:
  • Actitud; importantisima en un equipo de trabajo, porque si es buena eso se transmite de manera jerárquica, la actitud se vuelve en contra cuando la presión es mayor y aumenta el esfuerzo.
  • Desgaste emocional y físico; poco a poco esa presión a través del esfuerzo supone que tu nivel emocional se vaya deteriorando, que se te quiten las ganas, que el grado de implicación en el trabajo no sea a todos por igual, por tanto, físicamente te notas mas cansado y con menos alegría de la habitual.
  • Comentarios; cuando el entorno no ayuda aparecen, rumores, bulos, despidos, etc. Sean comentarios negativos o positivos rara vez, el clima laboral se espesa, se vuelve enrarecido, con malas interpretaciones y la comunicación se deteriora.
  • Falsas promesas; ante la falta de personal y tus quejas, siempre te dirán que no te preocupes que la ayuda llega, pero nunca lo hace. Este tipo de prometer por cumplir no es adecuado, ya que en el ambiente del equipo se crea una falta de confianza hacia los encargados o jefes.
  • Aumento de la carga de trabajo; principal motivo por que el todas las variables anteriores surgen, al ser menos gente y mayor trabajo, mas complicaciones.
concepto-de-elegir-a-la-persona-correcta_23-2147507110
    Después de enumerar los principales errores cuando la falta de personal es evidente, de la manera que lo veo, hay principalmente un cualidad a destacar CONFIANZA, es la que se tiene que se transmitir desde los altos mandos. Hacer sentir a los trabajadores de base, el apoyo, que están con ellos, que es una situación temporal, por supuesto estar al lado en los momentos críticos y que haya una información fluida. Diseñar estrategias para mejorar los procesos en la realización de tareas, con la finalidad de buscar la eficiencia y que el desgaste sea el mínimo. Preocuparse por el estado físico y anímico de la plantilla, aportando y no restando. Involucrarse e implicarse en cada pico de trabajo, para buscar el máximo rendimiento, por supuesto ESCUCHAR a tu equipo, a tu gente, a las personas que hacen el trabajo rutinario, porque nadie mas cualificado que ellos para encontrar la mejora de productividad.
    Después de leerte el articulo, ¿que te ha parecido?¿que medidas se adoptan en tu empresa ante esta situación?CUENTAMELO….